Trinidad y los valles de Cuba

Situada a más de 300 kilómetros de La Habana, la distancia no disuade a los viajeros bien informados. Tanto Trinidad –uno de los entornos coloniales mejor conservados de América– como su Valle de San Luis o de Los Ingenios –la inmensa llanura de cañaverales circundada por altas montañas que la orientan al cercano Caribe– reciben un gran número de visitantes. No en vano sus valores artísticos y naturales fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1988.

Álvaro Leiva