El 'reggae' (sí, has leído bien) y otros símbolos jamaicanos que son Patrimonio de la Humanidad

Te presentamos tres bienes (no todos materiales) de Jamaica que son Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO. Y otros tres que deberían serlo...

Redacción Viajar
 | 
Foto: Antoine Julien

En el imaginario de viajes con destino Jamaica, las playas y paraísos tropicales acostumbran a centrar buena parte de las expectativas de los viajeros. Sin embargo, no todo se reduce a eso en esta isla caribeña: en los últimos años, la UNESCO ha reconocido como Patrimonio de la Humanidad tres emblemas jamaicanos, dos inmateriales y uno material, y ninguno de ellos relacionados con la playa, más bien todo lo contrario.  

El parque nacional de las Blue Mountains y John Crow 

Es el lugar del que senderistas, ciclistas y amantes de la naturaleza no querrán marcharse. Estas montañas fueron reconocidas como Patrimonio Material en 2015. Se trata de la mayor extensión de bosque de hoja ancha de Jamaica, contando con 1800 especies de plantas y se encuentra cerca de Portland Parish, St. Thomas y St. Andrew

npdesignde / ISTOCK

El bosque contiene una gran variedad de aves (con más de 270 especies), mariposas, y más de 730 tipos diferentes de flores y plantas exóticas. Además de cultivarse el café más caro del mundo, el café Blue Mountain, en este parque nacional se halla la mariposa gigante de Swallowtail, la mariposa más grande del hemisferio occidental, el ave negra jamaicana, y sirve de refugio para la boa de Jamaica, y la jutía jamaicana. 

Las tradiciones de los cimarrones de Moore Town

Los cimarrones son los descendientes de los africanos que huyeron de las plantaciones en el siglo XVII. Se establecieron en las Blue Mountains y de John Crow, y actualmente viven en la ciudad de Moore Town. Los bailes, cantos y ritmos durante sus ceremonias y rituales religiosos constituyen la base de la cultura de los cimarrones. Su singularidad les valió el reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2003.

El reggae

Alexei Cruglicov / ISTOCK

Este estilo musical, que comenzó como una manera de expresarse ante las actuaciones del gobierno en los años sesenta, se ha convertido en un símbolo indiscutible de Jamaica. En 2018, la UNESCO lo declaró como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por actuar como un vehículo cultural nacional. Actualmente, este género musical está presente en todos los niveles de enseñanza del país y sigue evolucionando y transmitiéndose de generación en generación con la celebración de conciertos y festivales como el Reggae Sumfest o el Rebel Salute.

Por otra parte, Jamaica también cuenta con numerosos lugares y elementos que no han sido declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, pero que por su popularidad deberían serlo.

Jerk Chicken 

DebbiSmirnoff / ISTOCK

El plato estrella de los jamaicanos, cuyo origen se remonta a la época de los esclavos cimarrones. Consiste en ahumar la carne del pollo durante un periodo largo de tiempo, usando como sazón una marinada que contiene la pimienta de Jamaica y pimientos rojos del Caribe. Esta receta tradicional, que hace las delicias incluso de los paladares más sibaritas, sigue en pleno uso y se sirve acompañada de ensalada, arroz y guisantes o pan jamaicano y salsa “jerk”.

Dunn’s River Falls 

Jamaica es célebre por sus cascadas y, entre ellas, las Dunn’s River Falls, con 55 metros de altura y 180 metros de largo. Esta cascada, ubicada en terrazas que parecen escaleras naturales gigantes sorprenden por su belleza y es por eso que se han posicionado como la principal atracción turística de la isla

narvikk / ISTOCK

Es una de las pocas en todo el mundo que desembocan directamente en el mar y, para los más aventureros, existe una ruta con un guía experto en la que se escalan las cascadas en cadena humana hasta llegar a la cima.

El carácter jamaicano

FG Trade / ISTOCK

La hospitalidad de los habitantes también es un distintivo de la isla caribeña, que se siente nada más aterrizar. El carácter jamaicano está fuertemente arraigado a su cultura, reflejo de las múltiples influencias africanas, europeas, americanas y asiáticas recibidas a lo largo de los siglos. De ahí que su lema, que ha dado la vuelta al mundo, sea “Out of many, one people”. En esta tierra tropical, juntarse alrededor de la música, practicar deporte y disfrutar de las fiestas y de la familia forman parte del ADN de los jamaicanos.