Tres rutas que no esperabas de Tokio: en plena naturaleza

El ascenso al monte Takao ofrece al visitante varias rutas de senderismo en plena naturaleza y con unas vistas impresionantes de la ciudad

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: Turismo de Tokio

Tokio es una ciudad polifacética y cosmopolita en constante evolución que acoge al visitante con una única misión: hacerle disfrutar con sus innumerables atractivos turísticos. Tradición y tecnología contrastan de manera constante en la ciudad, pero Tokio también es conocida por su inmensa naturaleza. Sus numerosas zonas naturales teñidas de color son un must para experimentar la verdadera esencia tokiota y disfrutar de deportes al aire libre.

Entre el abanico de actividades que se pueden realizar en Tokio, se encuentra el ascenso al monte Takao. Se localiza en la zona oeste de Tokio, en la cordillera de Kantō, y se caracteriza por sus 599 metros de altitud, su gran extensión arbolada y por ser un lugar de práctica del ascetismo shugen, tradición mística y espiritual originada en Japón, ya que cada vez gana más popularidad como montaña sagrada desde el periodo Edo (comprendido desde el año 1616 hasta el 1868).

Entrada al monte Takao | Turismo de Tokio

Además de una naturaleza espectacular en las cuatro estaciones, el monte Takao ofrece al visitante hasta siete rutas de senderismo, entre ellas la ruta Omotesando, Biwa-taki y Miharashi One:

1. Ruta Omotesando

Es la ruta destinada a aquellos que visiten por primera vez el monte Takao. En esta ruta se podrá conocer el templo Yakuo-in, con historias tradicionales sobre los duendes tengu de nariz larga y las prácticas místicas para los yamabushi, o ascetas de la montaña. Además, una vez en la cumbre, el visitante tendrá la oportunidad de observar la vegetación silvestre del parque Yasoen y las especies de monos que viven en el parque Saruen.

Ruta de senderismo en el monte Takao | kohei_hara / ISTOCK

2. Ruta Biwa-taki

Es una ruta especialmente agradable para realizar en la temporada de verano, ya que consiste en ascender el monte siguiendo el transcurso de un riachuelo. La cascada Biwa-taki es la protagonista que se encuentra a medio camino. En este punto, y siempre que se realice reserva previa, el visitante tiene la posibilidad de recibir enseñanzas sobre cómo purificarse. Un plan top para descubrir la bella naturaleza de la capital japonesa, rodearse del bosque de cedros y respirar aire puro.

Riachuelo en el monte Takao | naotoshinkai / ISTOCK

3. Ruta Miharashi One

Esta ruta se caracteriza por su acceso a la cumbre del monte desde una parte diferente a la principal. Es muy popular por tratarse de un sendero que permite disfrutar de la panorámica mientras se asciende, dejando como guinda el descanso en una cafetería o disfrutar de las vistas desde el observatorio. Si las condiciones climatológicas lo permiten, el monte Fuji será otro de  los espectáculos para la vista.

Vistas de Tokio desde el monte Takao | Jasmine Stephenson

Y para terminar el día, qué mejor que descender de la montaña y saciar su apetito degustando la gastronomía típica de la zona. En el monte Takao, que presume de abundantes aguas manantiales, se puede disfrutar deliciosos fideos soba, realizados con harina de trigo sarraceno y mucho mimo.