La Toscana más romántica te está esperando

Agroturismos con encanto. La Italia más romántica desfila por estos parajes legendarios dibujados con suaves colinas alfombradas de viñedos, bosques de encinas y castaños y extensos campos salpicados de cipreses y pacas de paja. 

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: mammuth / ISTOCK

Una región que es el mayor escaparate del Renacimiento del mundo y la tierra de Miguel Ángel y Leonardo da Vinci, de Dante y Petrarca, de Puccini y Maquiavelo. Toda esta creatividad, aliñada de naturaleza, se respira en sus alojamientos típicos, maravillosamente integrados en el entorno, en los que se combina agricultura y turismo con un fuerte compromiso con la gastronomía y los vinos autóctonos. Son hermosas casas de la ‘campagna’, gestionadas por las gentes del lugar, en las que entregarse a esa forma de viajar sin prisa y atenta a los sabores de siempre. Aire incontaminado, noches silenciosas y calor humano. La Dolce Vita en su estado más puro.

La Locanda (Radda in Chianti)

Martino Balestreri Chiasso dei portici 8 h Radda in Chianti

Es su localización privilegiada lo que hace de este alojamiento un lugar inigualable. Porque esta casa de piedra, oculta entre viñedos y olivares, se erige sobre una meseta en la parte más hermosa de Chianti, considerado el corazón de la Toscana. Por eso es un refugio perfecto después de recorrer las múltiples bodegas de la campiña o de visitar las grandes joyas de Florencia y Siena. Más información en: lalocanda.it/en

Tenuta la Bandita (Sasseta)

Tenuta La Bandita

Paz y relax son las consignas de esta encantadora casa de campo situada en la Alta Maremma, a la sombra de cientos de olivos, encinas y castaños. Una hacienda con diferentes soluciones de alojamiento en las que no falta la atención al mínimo detalle.  Su posición permite abordar interesantes itinerarios enogastronómicos, así como acercarse al mar que baña la soleada costa etrusca. Más información en: labandita.com/it

Borgo Pignano (Volterra)

Mark Bolton Photography

Más de 2.500 años se ciernen sobre estos gruesos muros que son vestigio de la época etrusca y que han visto desfilar plagas, batallas y saqueos. Hoy conforman un sofisticado eco-resort en una finca circundada de estanques que irrigan sus propios huertos. También producen pan, miel y conservas naturales. Y como curiosidad, el arte, cuidadosamente seleccionado, está presente en todos los rincones. Más información en: borgopignano.com/it

Rosewood Castiglion del Bosco (Montalcino)

Matteo Carassale

Emplazado en el territorio donde se produce el Brunello di Montalcino, uno de los mejores vinos del mundo, este agroturismo clásico no podía dejar de tener su propia bodega. Pero además de las actividades relacionadas con la viticultura (picnic en los viñedos, catas…), dormir en sus elegantes suites o en sus antiguas granjas reconvertidas en lujosas villas supone una experiencia memorable. Más información en: rosewoodhotels.com/en

Borgo San Felice (Castenuevo Berardenga)

Stefano Scatà

A 20 kilómetros de Siena, la que fuera una pequeña villa medieval irrumpe ahora como un elegante cinco estrellas, el único Relais & Châteaux del lugar, equipado con piscina, gimnasio, pistas de tenis, spa y dos restaurantes. También es un complejo vinícola cuya producción cosecha importantes premios internacionales que reconocen a sus caldos como ejemplo de excelencia y sostenibilidad. Más información en: borgosanfelice.it

Fattoria San Martino (Montepulciano)

Tommaso Pacetti

Nada puede resultar más confortable que una estancia en esta villa del siglo XVIII que ha sido restaurada con materiales naturales como cal, madera, piedra y cera de abeja. Y es que en este agroturismo con encanto todo se rige por el amor a la tierra. Por eso ofrecen desayunos con productos orgánicos cultivados en la finca y actividades como cursos de cocina vegana o de tintes con hierbas y flores.  Más información en: fattoriasanmartino.it