Tokio de vértigo: los mejores lugares donde divisar la ciudad desde las alturas

La superciudad se abre ante nuestros pies como una urbe caóticamente ordenada. Subimos a las alturas para verla a vista de pájaro. ¿Te vienes? Abstenerse personas con vértigo.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Redacción Viajar

La capital japonesa está circundada por grandes y modernos edificios, entre los que a veces, se abren paso templos e hitos de otras épocas. Si eres un fanático de las vistas desde las alturas, toma buena nota de los mejores lugares para conseguir la foto perfecta. Si por algo se caracterizan las grandes ciudades, es por las vistas panorámicas que ofrecen a sus visitantes.

¿Quién no ha soñado volar para descubrirlas desde el cielo? Como -de momento- no podemos volar, aquí van unas cuantas recomendaciones para tu próxima visita a la capital del país del Sol Naciente. 

Redacción Viajar

Si Dubai tiene su Burj Khalifa, Tokio tiene su Sky Tree. Esta torre fue construida en el año 2012 y destaca por sus más de 600 -638 en concreto- metros de altura, convirtiéndose así en el edificio más alto de la ciudad y de todo Japón. El ascenso al cielo se hace con varias paradas, una en el Tembo Deck a 350 metros de altura y otra en el Tembo Galleria, a 450. En datos curiosos, llegar al primero se hace por nada menos que 1929 escalones y al segundo por 2523. Pero no os preocupéis, la torre cuenta con cuatro ascensores que suben hasta lo más alto en tan solo 50 segundos. Te llamará la atención la decoración de los mismos, ya que cada uno está dedicado a una estación del año y los cuatro cielos de Tokio, desde la flor de los almendros de su preciosa primavera, hasta los fuegos artificiales que conmemoran las noches de verano sobre el río Sumida

Redacción Viajar

Otro edificio no menos impactante, es la Torre de Tokio, otra mole de metal en la zona de Minato-ku. Su construcción data de 1958 y si te fijas bien, te darás cuenta de que su estilo se asemeja mucho al de la Torre Eiffel, siendo la tokiota unos metros más alta que la parisina. Concretamente hablamos de 332,6 metros de altura a los que se acceden a través de dos observatorios. Uno situado a 150 metros, en el que disfrutar de una vista 360 grados sobre la ciudad mientras tomas algo en su cafetería. El siguiente ascenso se hace sobre los 250 metros de altura, donde, si el día lo permite, se puede divisar a lo lejos el impresionante monte Fuji. La panorámica que se extenderá sobre tus ojos, será difícil de olvidar. 

Redacción Viajar

¿Vistas de infarto y gratis? ¿Dónde? En el Tokyo Metropolitan Government Building, en el vibrante barrio de Shinjuku. Tan solo tendrás que dirigirte a cualquiera de sus ascensores y subir a dos miradores gratuitos en cada una de sus torres. Estarás concretamente en el piso 45 y a 200 metros sobre el nivel del mar. 

Y también desde los hoteles

Muchos hoteles tokiotas se sitúan en las últimas plantas de rascacielos. Al ser el espacio un problema en la ciudad, lo mejor que han podido hacer ha sido aprovecharlo con sentido. Y es así como las primeras plantas están destinadas a centros comerciales u oficinas, mientras que en las últimas se sitúan hoteles de lujo con vistas de infarto. 

VRX Studios

Uno de nuestros favoritos es el hotel Shangri-La Tokyo. Esta cadena hotelera procedente de Hong Kong abrió en 2009 en la capital nipona y desde entonces se ha convertido en un referente para alojarse en Tokio. El hotel ocupa los pisos superiores de la Marunouchi Trust Tower, concretamente 11 plantas hasta llegar al piso 37. Sabiendo esto, imagínate las vistas de las que gozan sus clientes hospedados. Desde allí se divisan la estación de Tokio, el palacio Imperial y el impresionante Tokio Sky Tree desde la ventana de sus habitaciones o del distinguido Horizon Club. Si no estás alojado en el hotel también puedes disfrutar de Tokio bajo tus pies en Piacere, el restaurante italiano de cocina contemporánea del hotel o en Nadaman, una joya de la gastronomía japonesa kaiseki. 

Redacción Viajar

Otro de nuestros favoritos, muy cercano al anterior, es el Mandarin Oriental. Situado en Ginza, el barrio de shopping de lujo más reconocible de la ciudad, se sitúa también en las plantas más altas de una torre en Nihonbashi. El hotel, concebido a modo de árbol se sitúa a partir de la planta 30 y hasta la 38. ¿Qué se esconde en la última? Su increíble spa. Imagínate metido dentro de una piscina de vitalidad con grandes ventanales, cuando dejas que la paz y la calma se apoderen de tu cuerpo, mientras la ciudad sigue con su ritmo frenético y actúa como telón de fondo...