Rumbo al 'País de la Tierra Roja' para subirnos al tren de la mina

Plan turístico en el sur de Luxemburgo: recorrido a bordo de trenes mineros en Fond-de-Gras y subida a los altos hornos de Belval 

María Escribano
 | 
Foto: Oli Kerner/Esch 2022

Esch-sur-Alzette, la segunda ciudad más grande Luxemburgo, es este 2022 (junto con la serbia Novi Sad y la lituana Kaunas) Capital Europea de la Cultura, un momento perfecto para disfrutar de todo el programa cultural que han puesto en marcha bajo el nombre de Esch2022 y también para descubrir dos de sus rincones más especiales.

Hornos de Belval. | Emile Hengen

Esch-sur-Alzette se encuentra en la zona sur de Luxemburgo, una región conocida como Minett o 'País de la Tierra Roja' por su pasado minero y siderúrgico. Esta industria vivió su momento álgido durante el siglo XX, pero a finales de la década de 1990 los altos hornos se apagaron. Sin embargo, la zona en la que se encontraban, Belval, no quedó abandonada, ya que se reinventó para albergar nuevas viviendas, oficinas, restaurantes, la sala de conciertos Rockhal, bares… Incluso el campus principal de la Universidad de Luxemburgo se trasladó a Belval, al oeste de Esch-sur-Alzette, en 2015, trayendo consigo un sinfín de institutos de investigación e instalaciones educativas.

Vistas desde los altos hornos

Eso sí, tampoco se derribaron los altos hornos ni los edificios industriales, que hoy combinan con la arquitectura moderna de otras construcciones como cines o bibliotecas, sino que se reformaron para reutilizarlos. Dos de ellos, que aún siguen en pie, datan de 1965 y 1970. Uno de los hornos cuenta con visitas guiadas y permite subir 180 escalones para tener una de las mejores vistas de la zona.

Junto a los hornos se encuentra la Cité des Sciences, un campus científico de la Universidad de Luxemburgo que cuenta con una Casa del Conocimiento y una biblioteca con casi un millón de libros.

Otro espacio transformado es el Möllerei, que en su día servía para almacenar combustibles para el suministro del alto horno y hoy es un moderno espacio de exhibición de obras de arte contemporáneo en diferentes formatos, incluidos los digitales. Dentro se conservan los raíles y las cintas transportadoras que dan testimonio de su pasado industrial.

Frente al Möllerei y a los pies de uno de los hornos se encuentra el Luxembourg Learning Center, que en su día también era un silo donde preparar y albergar combustible para los altos hornos. Las estanterías de esta nueva biblioteca y espacio de conferencias cubrirían una superficie de 10,7 kilómetros si se pusieran en fila.

Esch-Belval.  | Paul Schanen/Comité Inspiring Luxembourg

A cinco minutos en coche se encuentra el Parc um Belval, otro espacio recuperado ubicado en ocho hectáreas de terrenos baldíos que hoy son parques infantiles, pistas de patinaje y jardines temáticos. Además, bajo el parque todavía fluye el famoso manantial de Belval, cuya supuestamente tenía propiedades curativas, algo que se explotó en los primeros años del siglo XX.

Próxima estación: los trenes de la mina

A unos 25 minutos en coche de Belval se encuentra Fond-de-Gras, que fue uno de los centros mineros más importantes de Luxemburgo. La extracción de mineral subterráneo cesó en 1955 y un derrumbe en la línea ferroviaria Fond-de-Gras - Pétange puso fin definitivamente a toda la actividad ferroviaria en 1964. 

Tren 1900 en Fond-de-Gras. | Oli Kerner/Esch 2022

Menos de 10 años después, se recuperaron parte de las vías y un tren turístico con locomotoras de vapor históricas, el Tren 1900. Hoy, este tren circula entre Pétange y Fond-de-Gras, en la conocida como Línea Minera, inaugurada en 1874. Sentados en coches antiguos cuidadosamente restaurados y construidos entre 1896 y 1934, los pasajeros hacen un verdadero viaje en el tiempo, al ritmo del silbato del tren.

Tren Minièresbunn en Fond-de-Gras.  | ©PulsaPictures_VisitMinett

Unos años más tarde que el Tren 1900 se pondría también en funcionamiento el tren minero Minièresbunn, que hoy circula entre Fond-de-Gras y Lasauvage. La asociación Minièresbunn tiene una impresionante colección de locomotoras (vapor, diésel, eléctricas) utilizadas en la era minera para sacar los vagones cargados de mineral de hierro de la mina. El tren parte de Fond-de-Gras para dirigirse hacia el pozo de la mina Doihl (Rodange). Este tramo se hace en una locomotora a vapor, Krauss, construida en 1897 y originaria del lugar. El segundo tramo del recorrido, electrificado, desciende bajo tierra utilizando una antigua galería de 1,4 kilómetros. La pista sale del túnel en la parte más antigua de la explotación minera que data de 1908  y llega al pueblo minero de Lasauvage. Más info de los trenes en: https://minettpark.lu/infos/

Fond-de-Gras. | ©LFT_RenataLusso

Otra experiencia a medio camino entre el tren y la bicicleta es la que ofrecen los coches llamados draisines, unas bicis de cuatro plazas que circulan por la vía férrea que une Fond-de-Gras y Bois-de-Rodange. El trayecto de ida y vuelta es de unos 45 minutos.

Esta experiencia ferroviaria es una de las tantas que se puede disfrutar en el ahora conocido Minett Park Fond-de-Gras, un museo al aire libre cuyo hilo conductor es el hierro y que abarca visitas al pueblo de Lasauvage, a la antigua mina a cielo abierto Giele Botter y al oppidum celta de Titelberg, así como restaurantes centenarios, museos, iglesias y hasta una antigua tienda de comestibles.

¿Creías que ya lo habías visto todo? Aún te queda Luxemburgo