Tesoros de Moldavia

Moldavia, con más de diez mil monumentos arqueológicos, tiene una gran riqueza subterránea: cuevas, necrópolis, templos rupestres... Por su parte, el centro de Chisinau, la capital, está presidido por una estatua de Stefan III, el héroe nacional, un monarca a quien se le atribuye no haber perdido batallas. Pero Moldavia también es el poeta Alexander Pushkin, que estuvo exiliado aquí de 1820 a 1823 y que se enamoró durante su estancia del país y de la vida y costumbres del pueblo zíngaro. En cuanto a los vinos, la bodega Cricova, es una verdadera ciudad bajo tierra con 120 kilómetros de calles, donde se guarda las colecciones privadas de vino de Angela Merkel y Vladimir Putin.