Estas son las 10 mejores playas españolas según The Telegraph

Según el diario británico The Telegraph, en España puedes encontrar el destino perfecto para tus vacaciones soñadas. Porque... ¿quién no ha soñado alguna vez con despertarse con el sonido de las olas rompiendo en la orilla o con sumergirse en aguas cristalinas en medio de la nada? 

 

Marina Niemietz
 | 
Foto: mauro_grigollo / ISTOCK

Asturias

Alejada de los típicos senderos turísticos, la costa del este de color esmeralda de Asturias tiene algunas de las playas más exquisitas de España. Debajo de los Picos de Europa, hay calas rocosas, pueblecitos playeros y una experiencia surfera esperándote. Sin embargo, es una ciudad que merece ser explorada, ya que su belleza reside entre el mar y la montaña. 

abriendomundo / ISTOCK

Además, cerca puedes ver el Golfo de Vizcaya en contraste con la playa teñida de dorado. Practicar kayac, surf, visitar las sidrerías más conocidas o los mejores restaurantes están a tu alcance así como la capital, Oviedo. 

Langre, Cantabria

David Crespo / ISTOCK

Escondidas entre el paisaje rural y tranquilo de la Costa Trasmiera, se encuentran las playas salvajes de Langre, consideradas las más espectaculares de Cantabria. Enormes praderas verdes que desembocan en dos arcos de arena, contra los que chocan grandes olas, convierten a este lugar en un spot para surfear. Originalmente, era una playa nudista por su increíble aislamiento. Imposible creer que a tan solo 25 kilómetros se encuentra Santander. 

Valencia

remast / ISTOCK

Valencia se divide particularmente en dos playas: Playa de la Malvarrosa y, pegada, Playa de las Arenas. Bares con mucha vida y numerosos restaurantes crean una atmósfera fiestera durante los meses de verano. Además, el 23 de junio de cada año, la gente de allí y los turistas bajan a la orilla para celebrar la noche de San Juan, con música en directo, mucho baile y baños nocturnos. 

Tamariu, Costa Brava

Brzozowska / ISTOCK

Si te atrae la idea de calas apartadas, acantilados de arena dorada rodeados de pinos y rocas rosas de coral, tu sitio es la Costa Brava. La zona de costa entre Palamós y Cadaqués tiene una de las aguas más transparentes del Mediterráneo. Todavía muchos de los pequeños golfos, como el de Tamariu, se sienten como los pueblecitos pesqueros que un día fueron. 

Playa del Inglés, Gran Canaria

deepblue4you / ISTOCK

La Playa del Inglés y las dunas de Maspalomas han sido destinos deseados desde la era hippie en 1960, y con razón. Casi doce kilómetros de melosa costa en el sur de Gran Canaria se transforma en un paisaje de dunas, un idílico y escondido lugar perfecto para aquellos que prefieren privacidad. 

Cala Mesquida, Mallorca

Alex / ISTOCK

Cala Mesquida, al noreste de la isla, es una preciosa playa de arena blanca, rodeada de dunas y bosques de pinos. Dejando a un lado la primera línea de hoteles, hay una parte de la isla natural que está aislada. Zona que ha sido nombrada por el Gobierno de Baleares como un Área Natural de Especial Interés en 1991. Con frecuencia hay mucho viento, lo que supone un paraíso para surferos y windsurferos. 

Es Pujols, Formentera

pepmiba / ISTOCK

En las Islas Baleares, todas las playas son las mejores pero si tuviéramos que decir alguna, Formentera, la pequeña isla al sur de Ibiza, tiene buenas papeletas para llevarse el título. Arena blanca y agua calmada son dos normas por excelencia de la isla, lo que la convierte en un buen destino para familias con niños pequeños. La gente también viene a bucear, hacer kayac o windsurf, hacer ciclismo o senderismo alrededor de la isla. 

Playa Blanca, Lanzarote

Elenasfotos / ISTOCK

Playa Blanca, al sur de la isla, es otro destino fantástico para los más pequeños. Hay restaurantes y tiendas cerca, por no mencionar el Parque Acuático Aqualava y el Museo Subterráneo Atlántico. También están las idílicas playas Papagayo, que están a un corto trayecto de coche o de barco. O puedes coger un ferry para cruzar Fuenteventura para cambiar un poco de aires. 

Costa Calma, Fuerteventura

mauro_grigollo / ISTOCK

Fuerteventura tiene playas que nunca terminan aunque es un destino algo fresco. Eso sí, es perfecto para hacer actividades como surf, windsurf , kiteboarding, buceo o ciclismo. Costa Calma, como su propio nombre sugiere, es un lugar con el cielo siempre despejado, parecen no existir las nubes. 

Marbella, Costa del Sol

Deejpilot / ISTOCK

Si vas a Marbella, verás como está separada del mar por el Golden Mile, una larga e ininterrumpida línea de playa hacia el oeste de la ciudad. Por otro lado, tiene playitas más pequeñas con puertos deportivos, restaurantes, bares y discotecas. Tanto espacio de playa significa que hay suficiente arena para satisfacer a todos, ya sea porque te apetece un club chile en la playa o simplemente relajarte en familia.