Tabarca, la isla bonita que andabas buscando

El paraíso está en la Comunitat Valenciana.

Viajar para la Comunidad Valenciana
 | 
Foto: amoklv

La única isla permanentemente habitada de la Comunitat Valenciana tiene solo 1800 metros de longitud y 400 de anchura. Un auténtico tesoro enclavado a tres millas náuticas de las playas de Santa Pola

Sus cerca de 60 habitantes hacen de Tabarca un lugar de maravillosa paz, ideal para desconectar y alejarse del barullo de la ciudad. Asimismo, su cercanía con Alicante, la convierten en el lugar perfecto para planear una escapada en el día con sabor 100% marino.

Casi la totalidad de Tabarca cuenta con rincones donde instalarse y acceder al mar. | amoklv

Playas y calas de arena fina y aguas transparentes reciben al visitante, que podrá nadar rodeado de confiadas especies de peces. En toda la isla la pesca está prohibida. Y es que nos hallamos ante la primera Reserva Marina de España. La distinción le fue otorgada en 1986, por su rica flora y fauna, y hoy en día conserva unos fondos marinos que hacen las delicias de los amantes del buceo. Casi el 100% del perímetro de Tabarca tiene accesos al mar. Está conectada con la península con un servicio de barcos de línea (con salidas desde Santa Pola y Alicante) y es común ver pequeñas embarcaciones de recreo fondeadas en sus aguas. 

Tras disfrutar del mar, la isla esconde un sendero que rodea todo el perímetro y que se rebela como el plan perfecto para contemplar el litoral y avistar las diferentes especies de aves que habitan en Tabarca. 

Una de las tres puertas que dan acceso a la parte habitada de la isla. | LUISMARTIN

Una isla, un espacio por explorar

La parte habitada de la isla, hasta la que se accede por un delicioso pórtico de entrada, está rodeada por una muralla que data de los tiempos de Carlos III. En su interior, el visitante descubrirá una multitud de rincones con encanto: la iglesia de San Pedro y San Pablo, la Casa del Gobernador, el Cuerpo de Guardia o su faro, entre otros.

La historia de la isla queda recogida desde 2004 en el Museo Nueva Tabarca. De entrada gratuita, está situado en el edificio de la Almadraba, antigua lonja de atún del lugar. Todas sus edificaciones fueron declaradas conjunto Histórico-Artístico en 1964.

La parte habitada de Tabarca está considerada conjunto Histórico-Artístico. | Maria Teresa Tovar Romero

Gastronomía propia

Pese a lo reducido de sus dimensiones, Tabarca puede presumir de gastronomía propia. Un conjunto de sabores marinos entre los que destaca el caldero de Tabarca. Plato típico del lugar, cocinado por generaciones, cuyos ingredientes principales son el arroz y el pescado. Son muchos los puntos de la isla en los que degustarlo a precios muy competitivos. ¡El broche de oro para un auténtico día en el paraíso!