Staubbachfall, la caída libre de agua más bella de Europa

¿Imaginabas una postal de Suiza como esta?

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Janoka82 / ISTOCK

En el mismo corazón de Suiza existe un valle que representa a la perfección la belleza de los paisajes que tanta fama mundial han otorgado al país helvético. Un incomparable lienzo encuadrado entre montañas que aglutina entre las enormes paredes rocosas que lo encajan todos los elementos imprescindibles para cautivarnos a través de los sentidos.

Staubbachfall, en Suiza | nevereverro / ISTOCK

El valle de Lauterbrunnen, célebre por sus cascadas - 72 en total -, acoge en su parte norte la más espectacular de todas ellas, una impresionante caída de agua de varios cientos de metros – una de las más altas de Europa -, formando un perfecto escenario natural junto al pueblo de Lauterbrunnen. Una de las postales más bonitas de Suiza, sin lugar a dudas.

300 metros de puro esplendor

Perteneciente al cantón de Berna – la capital de Suiza – y a poca distancia de la atractiva ciudad de Interlaken y los dos lagos que la custodian a cada lado – Thun y Brienz -, Lauterbrunnen es una de las comunas más apreciadas y de mayor belleza del Oberland Bernés, en la Suiza Central, lo que significa que también estemos hablando de uno de los lugares con mejor reputación en este sentido de todo el país.

Staubbachfall, en Suiza | VogelSP / ISTOCK

Lauterbrunnen – cuyo nombre está ligado a la presencia de fuentes ya desde las primeras reseñas históricas de las que se tiene constancia de este lugar, allá por el siglo XIII -, es no solamente una comuna sino una localidad emplazada en el fondo del valle, rodeada de prados y montañas, además de contar con un encantador conjunto de casas de madera al más puro estilo local.

Pero lo que sin duda diferencia y ensalza la belleza de esta localidad es la cascada de Staubbach, una hermosa caída de agua desde los casi trescientos metros de altura – una de los más altas de toda Europa – de la pared rocosa, que se integra perfectamente en el paisaje de Lauterbrunnen y forma una visión hipnotizante.

Staubbachfall, en Suiza | Vichai Phububphapan / ISTOCK

El agua, que debido a la gran altura llega al suelo muchas veces pulverizada por la acción del viento – como bien indica su nombre, que significa «cascada pulverizada», acaba conduciéndose por el curso del río Lütschine.

Una caída de agua que se alimenta de la nieve de los picos de Bietenhorn y Wyssbirg, por lo que la mejor fecha para disfrutar de un buen chorro de agua es a finales de la primavera o principios del verano.

Staubbachfall, en Suiza | JaviJ / ISTOCK

Mientras, un sendero sale del pueblo y conduce a un punto en el que es posible observar la cascada desde su parte posterior, haciendo de la visita completa una experiencia inolvidable en plena naturaleza suiza.

Una comuna que es pura poesía natural

Es bastante nombrado que esta zona de fuentes fue inspiración poética para el célebre Goethe, que se enamoró de este valle. No es de extrañar tratándose de uno de los grandes espacios naturales de Suiza.

La comuna de Lauterbrunnen abarca, en efecto, uno de los valles más impresionantes del país, encajado entre paredes rocosas colosales que le da un aspecto grandioso.

Lauterbrunnen, en Suiza | OGphoto / ISTOCK

Además, no hay que olvidar que esta comuna acoge lugares tan representativos y reconocidos como la encantadora población alpina de Mürren, que pareciera un decorado de película, y poblaciones ligadas a los deportes de invierno tan célebres como Wengen, Gimmelwald o Isenfluh.

En verano, recorrer los senderos que unen estas y otras localidades supone disfrutar de paisajes increíbles. Seguramente uno de los más genuinos sea el que une Mürren con Gimmelwald, en el que nos sentiremos inmersos de lleno en la cultura suiza.

Lauterbrunnen, en Suiza | cdbrphotography / ISTOCK

Aunque la localidad de Lauterbrunnen suele ser el punto de partida para visitar otros lugares de la comuna y acapara mucha atención debido a la presencia de la cascada de Staubbach, existen otros puntos realmente bellos que no podemos dejar de visitar y que constituyen algunos de los espacios más populares de la región de Jungfrau.

Uno de ellos son las cascadas de Trümmelbachfälle, en Schwarzer Mönch, a no mucha distancia del pueblo de Lauterbrunnen. Hablamos de las que están consideradas las mayores cataratas subterráneas de Europa. Un espectáculo para la vista al expulsar cantidades enormes de agua por segundo a través de varios saltos de agua.

Lauterbrunnen, en Suiza | miroslav_1 / ISTOCK

Gracias al tren que une la zona con Interlaken desde el siglo XIX, el teleférico y el tren cremallera que une las principales localidades de la comuna, Lauterbrunnen se ha convertido con el tiempo en una de las delimitaciones más atrayentes de Suiza.