Spa, jacuzzi, piscina y cine gratis en el aeropuerto

Dormir en un aeropuerto suele ser sinónimo de incomodidad y frustración. Menos en el de Singapur, donde pasar la noche es un lujo gratuito.

Algunos aeropuertos ofrecen más comodidades que un hotel y, además, la pernoctación es gratuita. El favorito de los viajeros para dormir es, desde hace más de diez años, el aeropuerto Changi, de Singapur. Por varias razones. Los asientos de sus salas son muy confortables y es un recinto califi cado como muy seguro. A los servicios habituales de un aeropuerto, como cibercafé, capilla, tiendas y restaurantes, en el Changi de Singapur hay que sumarle la recarga gratuita de móviles, tours gratis por la ciudad, relojes con alarma en los asientos, una piscina y un jacuzzi, centro de masajes y spa, actuaciones de música en directo, unos amplios y bellos jardines, un rincón especial y "ofi cial" habilitado para dormir y una sala de cine también gratuita, sin olvidar el bar de karaoke. Y para más tranquilidad, en el aeropuerto no se permiten las mascotas ni los monopatines. Tras Singapur, los mejores para dormir son Hong Kong y Helsinki (ver www.sleepinginairports.net).