Somiedo: 3 rutas para adentrarse en un otoño superlativo

Asturias es naturaleza en estado puro y uno de sus espacios mejor conservados es el Parque Natural de Somiedo, donde el mosaico de colores que componen sus extensos hayedos, robledales y praderas de pasto son en esta época del año un auténtico espectáculo.

Bego Contreras para Turismo de Asturias
 | 
Foto: Juanjo Arrojo

El mayor espectáculo de la temporada no se exhibe en teatros ni auditorios, sino a pleno aire libre. El otoño se estrena a lo grande cada año en Asturias y uno de los lugares privilegiados para disfrutarlo es el Parque Natural de Somiedo, protegido también como Reserva de la Biosfera. Se trata de una región montañosa de amplios valles, altas montañas y preciosos lagos de origen glaciar.

Tradicionalmente, este ha sido territorio de pastos y trahumancia. En los valles somedanos se pueden ver los rebaños de vacas rumiando apaciblemente. Como llevan haciendo desde hace siglos, los pastores suben su ganado a los puertos en los meses de buen tiempo y bajan de nuevo a los valles cuando se acerca el invierno. 

Ecomuseo del Parque Natural de Somiedo

No hay mejor forma de explorar Somideo que calzarse las botas y adentrarse en los senderos que atraviesan sus bosques y praderas, o visitando sus lagos y brañas. Hay 12 rutas señalizadas entre las que elegir, pero antes de ponerse en marcha, interesa hacer una visita al Ecomuseo, repartido entre los pueblos de Veigas y Caunéu, que permite conocer los modos de vida tradicionales y entender la importancia de estos parajes. 

asturias
Ecomuseo del Parque Natural Somiedo. | Juanjo Arrojo

En Veigas, situado en el valle del río Saliencia, hay tres casas que aún conservan el ‘teito’ (techo) de escoba y la estructura y mobiliario antiguos, tal y como eran en los tiempos en que los ‘vaqueiros' las habitaban (hasta mediados los años 80). En Caunéu se ubica otra parte de este museo, dedicada a los oficios artesanales de esta zona (herrero, carpintero, ‘madreñeiro’…).

Listos ya para adentrarnos en la naturaleza, elegimos tres de las rutas que llevan al caminante a algunos de los hitos más asombrosos de Somiedo.

Ruta del Valle de Lago

asturias
Lago del Valle. | Gonzalo Azumendi

El colorido y la diversidad paisajística son los protagonistas de este itinerario que arranca en el  pueblo de Valle de Lago, a 1.200 metros de altitud. La pista sube entre los prados y el frondoso hayedo que ocupa la ladera del otro margen del río. Paso a paso se alcanzará la Pradera del Valle y, una vez allí, tras una corta subida, se avistará por fin el Lago del Valle.

Con sus 24 hectáreas de extensión, es el de mayor superficie de toda Asturias. Se sitúa al pie de un espléndido circo glaciar, origen de una lengua que se extendía valle abajo. En el camino, es fácil avistar rebecos, corzos y diversas rapaces surcando el cielo, especialmente ratoneros y gavilanes.

Ruta de la Braña de Mumián 

asturias
Panorámica de la ruta de la Braña de Mumián. | José Ramón García

Las Brañas –como la de La Campa o la de Pornacal– eran los poblados temporales donde los pastores vivían en la época estival, formados por un conjunto de ‘teitos’, las típicas construcciones de piedra con techumbre de escoba. Este sendero se inicia en Llamardal y continúa hasta llegar a la Fuente'l Cañu, en la Braña de Mumián, una de las mejor conservadas, donde pueden verse antiguas olleras, utilizadas antaño para conservar la leche gracias al frescor del agua corriente. 

Pararse a descansar junto al caño de aguas transparentes será un auténtico placer para los sentidos, mientras se observa la disposición de las cabañas diseminadas por la pradera. Más allá del poblado, el paraje ofrece una hermosa vista del Picu'l Mocosu y de la Sierra'l Páramu, al otro lado del valle del río Somiedo.

Ruta por los lagos de Saliencia

asturias
Lago Calabazosa, en el Parque Natural de Somiedo. | David Cachón / Wallride Magazine

Desde el pueblo de Saliencia, una carretera conduce al alto de la Farrapona que se encuentra a una altura de 1708 metros, en el límite de la provincia de León. En este punto, con espectacular perspectiva del macizo de Las Ubiñas, se inicia un recorrido que nos llevará a cuatro lagos de origen glaciar – Cueva, Calabazosa, Cerveriz y Almagrera– que componen uno de los lugares más bellos de Asturias, declarado Monumento Natural, en el marco de la Reserva de la Biosfera de Somiedo.

Territorio del oso pardo

asturias
Observación del oso pardo en Somiedo. | Alfonso Polvorinos

Cualquiera de estos itinerarios, y los muchos otros que es posible realizar en Somiedo, serán una oportunidad de avistar un auténtico desfile de animales en libertad. Aquí habitan lobos, gatos monteses, ciervos y rebecos, y rapaces como el águila real, el buitre leonado y el alimoche. Y, por supuesto, es también el refugio del imponente oso pardo. La Fundación Oso Pardo mantiene abierto al público un centro de información en el Parque Natural de Somiedo, donde el visitante puede ver una pequeña exposición sobre el oso cantábrico, conocer y hacer la reserva del programa de rutas guiadas que desarrolla en este espacio protegido.