Snowdonia, el Parque Nacional galés que un día gobernó un gigante

Nos vamos en busca del gigante Rhitta Gawr

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Martin Walley / ISTOCK

El Parque Nacional Snowdonia es uno de los más antiguos del Reino Unido y el más popular de Gales. Aquí, en las tierras altas de esta nación británica, se encuentra su montaña más alta, un paraíso para senderistas que es protagonista de una recurrente leyenda que nos sume en historias de reyes y gigantes.

Yr Wyddfa

Pudiera parecer un grupo de letras aleatoriamente elegidas, pero nada más lejos de la realidad. Se trata del nombre galés empleado para designar a la montaña más alta de la isla, comúnmente conocida como Snowdon.

lleerogers / ISTOCK

Asomándose desde tan solo unos cuantos kilómetros al mar Irlandés, Snowdon da nombre al Parque Nacional más famoso de Gales y es el alma de sus tierras altas del norte. Podríamos pensar que esta cumbre de apenas 1085 metros de altitud no cuenta con la relevancia suficiente como para acaparar tantas miradas, pero lo cierto es que representa una de las ascensiones más populares del Reino Unido – medio millón de personas al año -, precisamente por la accesibilidad de las rutas que llevan hasta su cima, pero también por su belleza y las impresionantes vistas que ofrece.

Robert Thorley / ISTOCK

Llamada Snowdon por las nieves que copan su cumbre durante una parte del año, dando su nombre al Parque Nacional de Snowdonia, no se trata, ni mucho menos, de su gran cualidad. A pesar de la gran humedad presente en esta parte de la isla, la baja altitud a la que se encuentra y la influencia del mar han pacificado en este punto la acción del clima. 

Aunque, a juzgar por las leyendas que circulan acerca de estos parajes, quizás sea solo el clima lo que podríamos tildar de «pacífico». En efecto, Snowdon ha sido tradicionalmente objeto y escenario de los episodios bélicos que constituyen el grueso del folclore local.

Según cuenta la más famosa de las leyendas, los reyes Nynniaw y Peibiaw estaban sumidos en una disputa personal por el dominio de toda esta zona, pero Rhitta Gawr, el más fiero y poderoso de los gigantes de los tiempos antiguos, intervino en la misma matando a ambos.

Totajla / ISTOCK

Cuando los otros reyes de la isla se enteraron se unieron para luchar contra el gigante y cobrarse la venganza. A pesar del gran número de fuerzas reunidas, fueron igualmente derrocados por Rhitta Gawr, autoproclamándose este rey de todas las tierras.

Al mismo tiempo, el rey Arturo, alertado por toda la situación, no dudó en ir en busca del coloso hacia las montañas de Gwynedd, encontrándose los dos en el pico más elevado de la isla, donde finalmente fue derrotado el gigante.

A aquel punto donde yació Rhitta Gawr se le acabó llamando Gwyddfa Rhitta (la tumba de Rhitta), derivando con el tiempo en Yr Wyddfa, el nombre en galés de Snowdon.

Manuta / ISTOCK

Sin duda, tanto Snowdon como otras partes de Gales están íntimamente ligadas con las historias de gigantes, y no es difícil encontrar nombres de algunos de ellos en la toponimia local, como ocurre también con Cader Idris, la montaña del condado de Meirionnydd, en el extremo sur del Parque Nacional.

Snowdonia: un paraíso del senderismo

Los más de dos mil kilómetros cuadrados de superficie del Parque Nacional de Snowdonia están ampliamente cubiertos por montañas. Más de la mitad de su área corresponde a alguna de sus nueve elevaciones, aunque los valles y pastos son igualmente una parte esencial de la misma.

lloyd-horgan / ISTOCK

El paisaje montañoso se funde con un escenario rural grandioso en el que dominan los valles esculpidos por la acción glacial. Fruto de la fuerte humedad de la zona, son numerosos los cursos de agua y las cascadas, así como masas lacustres de gran belleza, como es el caso del lago Bala, conocido cariñosamente por los autóctonos como «Tegid».

Por otro lado, la riqueza faunística es envidiable en la zona, uniéndose a los numerosos atractivos presentes en Snowdonia que incitan a realizar una escapada al lugar a un elevado número de senderistas durante todo el año.

ChrisHepburn / ISTOCK

Y es que el senderismo es la actividad por excelencia de este espacio protegido nacido en 1951, y así lo demuestran las numerosas rutas para todos los niveles que están señalizadas para este fin.

Las más populares son, por supuesto, las que llevan hasta la cima de Snowdon, como el sendero Llanberis – que discurre paralelo a las vías del tren a vapor que sube hasta la cumbre - o el Miners Track.

StephenBridger / ISTOCK

Pero tampoco conviene perderse cualquiera de las rutas que transitan el grupo de montañas del Glyderau, especialmente Tryfan – con las célebres rocas Adán y Eva, que invitan a saltar entre ellas -, o Glyder Fawr, con un pintoresco afloramiento rocoso en forma de estegosaurio o la curiosa piedra voladiza desde donde muchos senderistas no pierden la oportunidad de realizar una fotografía para el recuerdo.