Singapur, un banquete de lujo en la isla más de moda del suereste asiático

Ana G. Vitienes
 | 
Foto: George Hammerstein/Corbis

Aquellos que disponen de poco tiempo encontrarán en esta isla de cuatro millones de habitantes un compendio del sureste asiático. Allí se perciben rasgos musulmanes (que eclosionan durante el festival de Hari Raja Ají, que conmemora el peregrinaje anual o haj a La Meca), chinos (su Año Nuevo Lunar, a finales de enero, es uno de los más animados) o indios (como los que transforman el barrio de la Pequeña India, Serangoon Road). Lo mejor es que uno puede acercarse a tanta variedad con un manejo básico del inglés, lengua oficial. Su imagen comercial es un reflejo de una boyante economía, representada en un centro marcado por rascacielos y lujosos hoteles y tiendas, entreverada por espacios tan británicos como el Club de Cricket y la catedral anglicana de St. Andrew. Uno de sus valores en alza es la gastronomía. La variedad oscila entre la cocina de autor de Iggy''s (Cuscaden Road) o Jade (Fullerton Hotel) y los platos de cocina malaya, china o india del victoriano mercado Lou Pasta (Robinson Road). Tampoco hay que perderse el nasi lemak de Rumah Minang (18, Kandahar Street) y los platos indonesios de Bintan and Batam (East Coast Parkway). Para dormir, pruebe el nuevo Majestic Hotel (3137 Bukit Pasoh Road. www.newmajestichotel.com), enclavado en un edificio de 1928.