Recorremos la ciudad de Lille por siete iconos de la arquitectura

La bella urbe francesa es un crisol de culturas que se reflejan a través de su variada arquitectura

Beatriz Pérez
 | 
Foto: Alphotographic / ISTOCK

La ciudad de Lille, situada en la región de Alta Francia, se ha convertido a través de los años en el punto de encuentra de gran variedad de estilo arquitectónicos como el flamenco, el neogótico o el modernismo. Así, desde 1910 a 2019, recorremos un siglo de la arquitectura de la ciudad de Lille a través de sus piezas más icónicas:

La nueva bolsa

Leonid Andronov / ISTOCK

El arquitecto Louis Marie Cordonnier fue el encargado de construir en 1910 el edificio que acogería la actual Cámara de Comercio e Industria de Lille. La obra sigue un claro estilo neoflamenco, y es que Lille perteneció durante siglos al condado de Flandes, de modo que la herencia flamenca es evidente en muchos aspectos culturales y arquitectónicos de la ciudad. Su torre, de 76 metros de altura, está coronada con un reloj que hace sonar sus campanas cuatro veces por hora.

La planta baja del edificio es accesible para todos, así los visitantes podrán contemplar su inmenso techo de cristal bajo el cual se exponen obras de arte de incalculable valor como una escultura de Hermès o frescos de los años 50.

La Piscina en Roubaix

velvet

El Museo André Diligent de Arte e Industria acoge está piscina de dimensiones olímpicas construida entre 1927 y 1932 por Albert Baert bajo un estilo art-decó. La instalación está construida bajo una gran bóveda e iluminada por enormes vidrieras, y hasta 1986 sirvió su cometido como piscina municipal. Sin embargo, en 1986, debido a la fragilidad de la bóveda, la piscina cerró sus puertas, y no fue hasta 2001 cuando volvió a abrir reconvertida en museo.

Ahora, el edificio acoge junto a la piscina, que mantienen con agua, innumerables obras de obras de Camille Claudel, Emile Bernard o Fantin-Latour, así como esculturas y de porcelanas de Sèvres.

La Villa Cavrois en Croix

underfrwiki

La Villa Cavrois es la obra maestra del arquitecto, diseñador y decorador Robert Mallet-Stevens, un referente del estilo modernista. Construida en 1932, la austera fachada de ladrillo amarillo del edificio representa la silueta de un transatlántico, y justo enfrente un inmenso estanque artificial de 72 metros de largo actúa como un espejo hecho de agua.

En el interior del edificio, el mobiliario forma parte de la arquitectura, con elementos como armarios empotrados de madera de peral o palmera o cubre radiadores de metal.

El LaM en Villeneuve d’Ascq

michiel1972

Desde 1980, el museo LaM acoge una colección que recorre el arte moderno, el arte contemporáneo y art brut o arte marginal a través de más de 7.000 obras del siglo XX y XXI. El edificio se erige como un conjunto de cubos de ladrillo y vidrio, diseñado por Roland Simounet. Además, se encuentra en el corazón de un parque de esculturas donde podemos encontrar un total de diez piezas como ‘Entre ficción y realidad’ de Richar Deacon o ‘Mujer con los brazos abiertos’ de Pablo Picasso.

La Torre de Lille

pp76 / ISTOCK

Este edificio de 1995 del arquitecto Christian Portzamparc destaca por encima de todos los demás por su original construcción en forma de L. Además, llevando el diseño más allá, el edificio se encuentra sobre la estación de trenes Lille Europe a modo de puente, creando un enigmático efecto flotante.

La fachada Notre-Dame de la Treille

Aurore Kervoern

No fue hasta 1999 cuando se construyó la fachada de está catedral que data originalmente del 1854. El resultado es un imponente edificio de estilo neogótico completado con una moderna y atrevida fachada de estilo contemporáneo construida con 110 finas losas de mármol bajo el diseño de los arquitectos Pierre-Louis Carlier y Peter Rice.

El SWAM

SWAM

Este complejo de edificios construido 2019 y situado en el barrio de Euralille acoge edificios como el que alberga el hotel Mama Shelter, así como numerosos restaurantes, comercios y oficinas. Para el diseño de Swam, el arquitecto Jérôme de Alzua se inspiró en las antiguas murallas para rodearlo con ladrillos calados. Además, bajo un estilo contemporáneo este ladrillo convive armoniosamente con el acero y el vidrio.