Siam Park, el parque de los récords

Siam Park abrió en el sur de Tenerife en 2008 como el parque acuático más grande de Europa, con algunas de las atracciones más rápidas y emocionantes de entonces. Elegido por segundo año consecutivo como el Mejor Parque Acuático del Mundo por TripAdvisor, acaba de inaugurar "Singha", la montaña rusa de agua más rápida del planeta.

Luis Uribarri

Más alto, más rápido, más fuerte... El lema de los Juegos Olímpicos es perfectamente aplicable a la filosofía de Siam Park The Water Kingdom, el parque acuático que abrió sus puertas en el sur de la isla de Tenerife en septiembre de 2008. Desde sus inicios, este parque impulsado por la familia Kiessling, propietaria del Loro Parque, al norte de la isla, y del Hotel Botánico, en Puerto de la Cruz, buscó diferenciarse de los demás por la espectacularidad e intensidad de sus atracciones acuáticas, siempre garantizando la máxima seguridad de los visitantes, hasta convertirse en el parque acuático de los récords: el más grande de Europa (185.000 metros cuadrados), el más ecológico (se filtran de manera constante hasta 600 metros cúbicos de agua por día), el que posee la ola artificial más alta del mundo (3,4 metros) y el que cuenta con el tobogán más alto y rápido (28 metros y hasta 80 km/h)... Desde su apertura ya ha recibido cerca de 5 millones de visitantes.

La última atracción inaugurada este verano, Singha, posee, ya, de entrada, un récord: es la montaña rusa de agua más rápida del mundo. Combina las sensaciones de una roller coaster con las de un tobogán acuático. Se recorre en balsas de tres personas que alcanzan los 6 metros por segundo en las subidas y los 18 metros por segundo en las bajadas, una velocidad nunca antes vista en parques acuáticos. El recorrido total supera los 240 metros, con catorce cambios de dirección a alta velocidad. El nombre, Singha, hace honor al león Rajasi, rey de las bestias míticas que, según una leyenda tailandesa, habita el bosque de Himmapan y se representa entre llamas como una magnífica criatura de majestuosas alas. A muchos viajeros el nombre les recordará a la marca más conocida de cerveza tailandesa.

Estilo tailandés

Monumentos, personajes y detalles tailandeses diferencian y tematizan Siam Park (Tailandia pertenecía al antiguo reino de Siam, en el sudeste asiático). Todos los edificios del parque son de estilo tailandés, construidos y diseñados por nativos, con materiales importados de Tailandia. Su tematización responde a la fascinación de la familia Kiessling por este país asiático, su cultura y sus gentes. El acto de inauguración de Siam Park contó con la presencia y amadrinamiento de la princesa tailandesa Chakri Sirindhorn de Tailandia. La vegetación exuberante de este país vertebra y arropa todo el parque, trasladando al visitante a las selvas del sudeste asiático. Sin embargo, a pesar de tanta vegetación circundante, no hay una sola hoja caída por los caminos entre atracciones: récord también en limpieza. Aspecto que sin duda ha influido en las opiniones positivas de los usuarios de TripAdvisor para situarlo en el primer lugar de su ranking mundial de parques acuáticos.

Para quienes buscan adrenalina y emociones fuertes, además de la citada Singha hay tres atracciones imprescindibles (y de récord, por supuesto): la Tower of Power, The Dragon y Kinnaree. La primera es el icono del parque. Un tobogán de 28 metros de altura con una pendiente casi vertical, en el que se pueden llegar a alcanzar los 80 kilómetros por hora (dependiendo del peso del sujeto). En total se recorren 76 metros en unos 5 segundos. La parte final introduce al usuario por un tubo transparente que atraviesa un acuario lleno de tiburones. Una atracción corta, intensa, inolvidable y, sobre todo, y aunque a alguien pueda no parecérselo vista desde arriba, totalmente segura. The Dragon, por su parte, fue el primer tornado de Europa. Ofrece la sensación de experimentar la gravedad cero a bordo de un flotador con capacidad para cuatro personas. El gran dragón que protege la atracción es en sí una enorme construcción que requirió 55 toneladas de hierro y 70 toneladas de polvo de mármol. La subida de adrenalina se produce al llegar al embudo que custodia el enorme dragón. El flotador con cuatro pasajeros llega a toda velocidad a un embudo de 18 metros de diámetro y una inclinación de 45 grados tras recorrer 40 metros de tobogán. El usuario experimenta la ingravidez a causa de la fuerza centrífuga del embudo y se queda suspendido en lo alto durante medio segundo, lo que provoca esa sensación de gravedad cero que sorprende y divierte a la vez.

Si no se ha tenido suficiente adrenalina, entonces toca subirse a una de las últimas joyas del parque, abierta en el verano de 2012. Un megatobogán dedicado a Kinnaree, la sensual diosa que baila en el bosque de Himmapan y que habitualmente se puede ver en esculturas, templos y edificios de la arquitectura tradicional tailandesa. Para este megatobogán que supera los 200 metros de recorrido se invirtieron más de 2,5 millones de euros. Kinnaree funde tres experiencias durante una bajada que parte desde 25 metros de altura: montaña rusa, embudo con sensación de gravedad cero y superar una ola tornado. Después, solo toca decidir con los compañeros de flotador cuál de las sensaciones ha sido la más impactante.

Espacios familiares

Siam Park tiene la fama ganada entre los fans de la adrenalina, pero también ha dedicado espacios para las familias. A los más pequeños no hay forma de sacarles de Lost City, un conjunto custodiado por siete torres que alberga mini toboganes, piscinas y chorros de agua diseñados especialmente para ellos. Preside desde lo alto esta Ciudad Perdida una enorme cabeza de mono que se va rellenando de agua y que cada cuatro minutos se vuelca y desploma tres mil litros de agua sobre los divertidos bañistas (seguramente otro récord). Los visitantes que busquen una jornada de tranquilidad cuentan con una playa artificial para descansar y tomar el sol mientras contemplan a los surferos cabalgar sobre la ola artificial más alta del mundo (hasta 3,4 metros). También pueden dar un tranquilo paseo por el Mai Thai River a bordo de un relajante flotador impulsado por la corriente y recorrer así el parque, como si estuvieran explorando las selvas de Tailandia, con túnel incluido por debajo del acuario de los tiburones.

Hay más, pero no conviene contarlo todo para dejar que se descubra por uno mismo el resto de este parque que nació de la ilusión de una familia, sobre todo deChristopher Kiessling, hijo de Wolfgang, fundador de Loro Parque. En los días previos a la apertura de Siam Park, en el verano de 2008, este redactor tuvo la ocasión de visitarlo, ya casi terminado. Christoph Kiessling ya transmitía una sensata pasión por crear un lugar que tuviera lo último de los mejores parques acuáticos del mundo, pero con identidad propia. Visitó durante años los mejores parques acuáticos del mundo para empaparse (nunca mejor dicho) de todo y probar todas las atracciones. Así nació Siam Park, considerado por los usuarios de TripAdvisor, la web de viajes más grande e influyente del mundo, como el parque acuático número uno del planeta en 2014 y 2015. ¿Lo siguiente? El Siam Park Gran Canaria, previsto para abrir en 2018. Intentará, seguro, ser más alto, más rápido y más fuerte que su hermano de Tenerife.

El mejor zoo de Europa

La isla de Tenerife no se entiende sin Loro Parque. Lo primero que ve el viajero al llegar son los anuncios de este zoo, reconocido por TripAdvisor en los premios Traveller''s Choice 2015 como el mejor de Europa y el segundo del mundo, tras el de San Diego (EE UU). El original parque de 13.000 metros cuadrados que en el año 1972 albergaba 150 papagayos y el primer show de loros de Europa (de ahí su nombre) se ha convertido en un paraíso natural de 135.000 metros cuadrados en la zona costera del Valle de La Orotava, al norte de la isla, en la localidad de Puerto de la Cruz. Desde entonces ha recibido más de 45 millones de visitantes y ahora posee la mayor y más diversa reserva de papagayos del mundo, con 350 especies diferentes y casi 4.000 ejemplares. Además de los papagayos, en este zoo viven animales extraordinarios, como gorilas de espalda plateada, tigres blancos de Bengala, pingüinos de cuatro especies diferentes y seis orcas que realizan, tres veces al día, el espectáculo OrcaOcean, que las mantiene activas y en forma (una de ellas pesa casi cuatro toneladas). Los animales de este zoo se alojan en simulaciones de su entorno natural, sin jaulas. El pingüinario es el mayor del mundo y reproduce el hábitat antártico para tres de las cuatro especies (rey, saltarocas y barbijo), más un área más tropical para la especie humboldt.

El presidente del Grupo Loro Parque, Wolfgang Kiessling, y su mujer tienen su casa en este exótico jardín natural de diez campos de fútbol de extensión. No es raro ver al señor Kiessling, nacido en 1937, pasear por este inmaculado recinto (la limpieza se cuida al máximo) armado de lápiz y papel, apuntando lo que hay que corregir y se puede mejorar. Su objetivo: que el visitante "experimente sensaciones inolvidables al contemplar los animales y que adquiera amor por ellos y tome conciencia de su posible aportación para ayudar a salvarlos". Un consejo: realice, por 10 euros más (7 los niños), el Discovery Tour, un recorrido guiado por el zoo. Aprenderá mucho y se divertirá a partes iguales.

Más información en www.loroparque.com

Información práctica

Cómo ir

Tenerife tiene dos aeropuertos, Norte y Sur. Siam Park está en el sur, en la zona de Costa Adeje (salida 28 de la TF1). El parque ofrece en su web servicios de transporte para visitantes.

Dónde dormir

El Hotel Botánico, en Puerto de la Cruz, tiene ofertas especiales para disfrutar de Siam Park y Loro Parque. Los precios en septiembre de este cinco estrellas lujo parten de 128 euros por persona y noche, incluido desayuno y acceso al Spa.

www.hotelbotanico.com y www.orientalspagarden.com

Tarifas

La entrada de un día cuesta 34 euros; los niños entre 3 y 11 años, 23. Una cabaña VIP para cuatro personas, 400 euros al día. El Fast Pass, con acceso prioritario a las atracciones principales excepto la Tower of Power, cuesta 15 euros. Hay precios diferentes para los residentes canarios.

Más información

www.siampark.net