Una Semana Santa en los castillos más bellos de la República Checa

Cultura, arte, música, gastronomía y planes en familia marcan el inicio de la temporada primaveral en el corazón de República Checa y nosotros te los contamos. ¡No te los pierdas!

Redacción Viajar
 | 
Foto: Lycland

Con una gran tradición en Pascua, la República Checa se viste de los colores de la primavera para celebrar la llegada de la nueva estación con multitud de planes atractivos. 

Desde sus impresionantes castillos a las mejores propuestas gastronómicas, por todo el país se dan cita animados mercadillos de Pascua, música y actuaciones tradicionales y espectaculares actividades al aire libre para los más activos.

Palacio de Mcely y Castillo Hluboká nad Vltavou

Konoplytska / ISTOCK

El país tiene más de 1.200 monumentos que pueden visitarse (castillos, palacios, claustros, museos entre otros) y la Semana Santa es la época ideal para empezar a conocer algunos de ellos. En el Top 10 de la República Checa sin lugar a duda pertenecen el castillo Hluboká nad Vltavou al Sur de Bohemia y el chateau de Mcely, a unos 70km de Praga.

El Castillo Hluboká nad Vltavou, uno de los más bonitos del país, construido en estilo gótico Tudor, permanece abierto durante todo el año. A partir del mes de abril se amplían los recorridos por el magnífico 'piso noble' que le deja al visitante boquiabierto. Merece la pena pasear por sus jardines de mediados del Siglo XIX, diseñados según sus propietarios, la dinastía Schwarzenberg, donde seguramente encontrarás tu rinconcito de relax. 

Lycland

En el chateau Mcely, un edificio barroco del Siglo XVII convertido en hotel, se celebran entre el 19 y el 22 de abril las fiestas de Pascua de Mcely, con un programa especial y actividades para los niños relacionadas con las tradiciones checas de la Semana Santa. También se puede almorzar con dos tipos de menú a elegir, compuestos de las especialidades gastronómicas. La elegancia del lugar y los cuidados del personal de hotel hará sentirte y a tu familia como las princesas y los príncipes en un cuento de hadas. 

Tren de vapor de Praga a las fiestas del castillo Křivoklát

Lycland

Algo más movido ofrece el tren de vapor de Praga al castillo de Křivoklát. La mejor apuesta para las familias con niños. Un lírico viaje encantará a los pequeños y a los mayores. El tren sale por la mañana desde Praga y en una hora te llevará a otra época, mejor dicho a las fiestas medievales del imponente castillo Křivoklát que se levanta sobre un frondoso bosque del área paisajística protegida de Křivoklátsko. Los festejos se celebrarán el fin de semana del 20 al 21 de abril con un mercado, música y artistas de la época. ¡Ven y celebra la primavera retrocediendo en el tiempo!

Los planes más típicos 

Lycland

Sin duda, los mercadillos en la República Checa tienen un encanto único, más aún aquellos que se montan durante la época de Pascua con los productos típicos del país de esta época como los huevos de Pascua pintados a mano o las varitas de mimbre.

En la bellísima ciudad de Brno, la segunda más grande de Chequia, habrá todos los días un programa especial de música tradicional, actuaciones de grupos folclóricos de la región y talleres para los más pequeños. Más de cuarenta puestos ofrecen productos relacionados con la Semana Santa checa en la plaza Náměstí Svobody entre el 12 y el 21 de abril. 

Lycland

Los mercadillos de Pascua animarán también muchas de las plazas de Praga. Los más conocidos encontramos justo al reloj astronómica en la Plaza de la Ciudad Vieja, en la Plaza de Venceslao o incluso del  Castillo de Praga. Los mercadillos de Semana Santa en capital checa arrancan al inicio del mes de abril y duran hasta el Lunes de Pascua. 

Los mercadillos de Pascua atípicos en Praga encontrarás en la ribera del río Moldava, en el lugar llamado Náplavka, donde se celebra todos los sábados desde la primavera hasta el otoño el mercado de los productos checos. El sábado el 20 de abril los vendedores pondrán un acento especial en los productos tradicionales de la Semana Santa como bollo de Pascua en forma de trenza, dulces de forma cordero o conejito, huevos de Pascua decorados en distintas formas que ofrecen los vendedores vestidos con el traje checo tradicional.

Gastronomía

Lycland

Por todo el país se pueden degustar los platos típicos de estas fechas, como el relleno de Pascua acompañado, como no, por la cerveza. Con la celebración del Jueves Verde ofrecen algunas  fábricas de cerveza  a sus fieles la cerveza de color verde que ya empieza a encontrar su lugar en esta época del año en las tabernas y los bares por todo el país.

Lycland

A la habitual cocción de la cerveza añaden los maestros cerveceros varios tipos de hierbas y hojas de ortiga que le dan a la cerveza su fuerza y agradable amargura. De esta forma, el típico color dorado de la cerveza checa lo sustituye para una temporada el color verde de la cerveza de Starobrno de Brno o de la cerveza del Purkmistr en Pilsen. 

Para los más activos

Lycland

Si eres de los que prefieren a la naturaleza ante los festejos de la Semana Santa, esta propuesta está dirigida a ti. La llegada de la primavera es la época perfecta para los amantes de la naturaleza y de los deportes al aire libre. 

En mes de abril, después del descanso invernal, se pone en marcha la Vía ferrata (al Norte de Bohemia), un atractivo turístico para los escaladores cerca de la ciudad Děčín. Unas 14 rutas para escalar de distintos niveles de dificultad con los guías-expertos donde disfruta toda la familia.

Lycland

La sensación de superación de sí mismo tras llegar hasta arriba no tiene precio. La zona de la Vía ferrata es un paraíso para los deportistas ya que aparte de escalar se puede alquilar bici o patinete y emprender un viaje por alguna de las rutas que forman parte de la famosa GreenWay- Ruta del río Elba, o se coge una lancha o balsa de rafting  y se navega por el mismo río hasta el país vecino, Alemania.

Cerca de la ciudad Děčín se encuentra uno de los lugares naturales más hermosos del país, la Suiza de Bohemia con su impresionante puerta Pravčická brána, el arco monumental de roca natural más grande de Europa. La ruta hacia la Puerta está abierta de abril a octubre y la pueden realizar los excursionista de todas las edad y de todas las habilidades físicas. La experiencia será inolvidable, te lo confirmamos y aseguramos.