Schwerin, la ciudad alemana de los siete lagos

Ubicada al sur del mar Báltico y rodeada de lagos y humedales, Schwerin es una pintoresca mezcla de naturaleza y arquitectura.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: hbbolten/iStock

Extensos bosques, suaves colinas, y varios pantanos y ríos marcan el paisaje de Schwerin, la capital más pequeña de los estados federados de Alemania. Sus pantanos, navegables con pequeñas embarcaciones, son como espejos y reflejan tanto las aves que sobrevuelan sus cielos como el símbolo de la ciudad: su castillo. Esta romántica fortaleza, construida en 1160  y reconstruida en 1857 reúne en un único edificio las características de Schwerin: calidez, luminosidad y encanto. Su interior, con gigantescas columnas de mármol, una excepcional colección de porcelana y decenas de esculturas doradas y plateadas, ofrece una de las mejores vistas del pantano que lleva el mismo nombre que la ciudad: Schwerin.

En un paseo por Schwerin, merece la pena visitar los jardines del Castillo, el Teatro Estatal, la Plaza del Mercado, la Catedral, el antiguo ayuntamiento, el Monumento del León o el casco viejo.

hsvrs/iStock

Jardines del Castillo

Diseñados por el francés Jean Laurent Legeay, los jardines del castillo de Schwerin están dominados por un enorme canal custodiado por decenas de estatuas de mármol y piedra. Su estilo barroco, su colorido (rojo, amarillo, violeta, verde, azul…) y sus vistas lo han convertido en uno de los imprescindibles de la ciudad. Junto a estos jardines se extienden una zona arbolada, ideal para dar un paseo. Es al atardecer cuando el enclave cobra su máxima belleza. 

Pasadizos el castillo

Son muchos los turistas y locales los que visitan cada año el Castillo de Schwerin con el objetivo de conocer más acerca de la leyenda que lo rodea, la del espíritu burlón Permannchen. Se le describe como un pequeño hombrecito que porta un montón de llaves y vaga por los túneles y criptas subterráneas del castillo. A veces armado con un sable o una daga, gasta bromas a los ladrones e intrusos para espantarlos. En torno a este fantasma se realizan decenas de actividades a lo largo del año, una de las más destacas es el túnel del terror que se organiza en Halloween.

hsvrs/iStock

Catedral de Schwerin

Pocos años después de la construcción del castillo, se erigió la primera catedral de la ciudad, el único monumento medieval de Schwerin que ha resistido el paso de los siglos a pesar de haber sufrido varias transformaciones. Por razones de espacio, fue necesario derribar la primera catedral, a excepción de la torre. Pronto, la catedral románica, consagrada en 1248, tampoco sería suficiente para satisfacer las elevadas pretensiones del conde Enrique de Schwerin quien había traído de una Cruzada una gota de sangre supuestamente de Cristo denominada la reliquia de la Santa Sangre.

Debido a que esta requería un lugar de conservación que pudiera acoger la avalancha de peregrinos que acudían a verla, alrededor del año 1270 se construyó la nueva catedral, que en épocas posteriores se convirtió en una de los templos de peregrinaje más relevantes al noreste del Imperio Alemán.

Teatro Estatal

Los amantes de la cultura y el teatro quedarán sorprendidos con la diversidad de representaciones que ofrece el Teatro Estatal de Mecklemburgo. Entre ellas destacan varias obras de marionetas y el Festival de Ópera del Castillo, con representación de Puccini y Verdi. Este último atrae cada verano, ente los meses de julio y agosto, a más de diez mil espectadores a Schwerin.

Juergen Sack/iStock

Plaza del Mercado

En el casco antiguo es posible encontrar la Plaza del Mercado, la cual se encuentra rodeada de numerosos monumentos históricos como el antiguo Ayuntamiento, el Säilengebäude (mercado ideal para disfrutar de un algún bocadillo o tentempié local) y múltiples casas con frontones (elementos arquitectónicos triangulares sobre el que descansan las columnas). En el centro de la plaza destaca además el Monumento del León o Löwendenkmal, que recuerda a los visitantes los orígenes de esta población.