Sanxenxo, disfrute gallego a pie de playa

Viajamos hasta uno de los enclaves marineros más animados de Galicia. Bienvenidos a Sanxenxo.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: arousa / ISTOCK

Sanxenxo o Sangenjo, se postula como la perfecta villa marinera a orillas del Atlántico, en la que todo se encuentra: diversión, playas, naturaleza, planes y gastronomía de primera. No nos extrañan entonces que el pueblo pontevedrés, haya sido elegido por una encuesta actual, como el cuatro preferido por los españoles para pasar un verano ideal. En su territorio se dan de la mano la tradición marinera y la clara apuesta por el turismo, lo que lo sitúa como la 'capital' del turismo de las Rías Baixas, con mayor número de visitantes. Además, su media de temperatura de 15 grados, hace de él el lugar perfecto para visitarlo en cualquier época del año. Veamos porqué.

arousa / ISTOCK

Primero, es necesario hablar un poco de su historia. Los restos encontrados de elementos romanos y una gran necrópolis en A Lanzada, evidencian que ya hubo asentamientos en la zona en el 4000 a.C. Y no es de extrañar, porque la cercanía de montañas a la costa, la convertían en un lugar perfecto para defenderse de invasiones extranjeras. En años posteriores, fue saqueada, pero también protegida, por la fortaleza de A Lanzada, mandada construir por el Obispo Sisnando II. De esta forma fue avanzando en la historia, hasta convertirse en un lugar donde la pesca y la agricultura eran las principales actividades económicas. A principios del siglo XX, llega el turismo y el pueblo se convierte en lugar de verano y uno de los principales destinos turísticos de toda Galicia. 

Redacción Viajar

Resulta difícil hablar de Sanxenxo sin poner el foco en su punto neurálgico, la playa de Silgar, que se aprovecha, tanto desde la arena, como recorriendo su apetecible paseo marítimo. Llamará tu atención una escultura que emerge del mar. No es otra que la célebre Madama, obra del escultor gallego Alfonso Vilar Lamelas, que se alza sobre una roca y se inspira en la mitología celta, simbolizando la belleza del mar. Además de ésta, situada en pleno casco urbano, conviene visitar playas como la espectacular A Lanzada, famosa entre surferos por su oleaje y vientos y otras como Baltar, Canelas y Caneliñas en Portonovo. 

Redacción Viajar

El descanso perfecto te espera en el Gran Talaso Hotel, situado a orillas del mar y con vistas a la playa Silgar y un impresionante Talaso y Spa, con piscina dinámica, piscinas de contrastes, una piscina de flotación (Mar Muerto), terma romana, baño turco... y una carta de tratamientos y masajes, que harán que salgas de allí en una nube de relajación y felicidad. 

OUTRALUZ

¿Y restaurantes? En Galicia los pescados y mariscos son los reyes. Y concretamente en Sanxenxo, se encuentra La Taberna del Náutico, ubicada en el mismo Real Club Náutico. Son especialistas en cocina gallega, haciendo hincapié en pescados y mariscos frescos de la ría. También destaca Sabino, con una cocina basada en la tradición gallega, pero sin dejar de adaptarse a nuevas corrientes y platos viajeros. Puedes tomar tanto unas vieiras al gratén o navajas a la plancha, como un ceviche de pescado del día o un chili crab de centollo. También son especialistas en arroces y pescados frescos. 

Sabino | Redacción Viajar

Una de las mejores opciones para comer, es Penaguda Sanxenxo. Tras veinte años de trayectoria, el año pasado el restaurante dio un giro a su propuesta. Con los hermanos Robustiano y Baldomero Fariña al frente, hosteleros y marineros, el establecimiento fichaba a Diego López, Moli, chef del restaurante La Molinera, en Lalín.

Penaguda Sanxenxo

La apuesta ha sido clara, ya que como ellos mismos afirman, Moli es "fiel defensor de la cocina gallega y la calidad de producto, sabedor de lo que significa el arraigo y la familia y por tanto, el mejor aliado para esta nueva etapa del restaurante". Y han conseguido que esta casa sea un excelente ejemplo de buen comer. ¿Las razones? La materia prima de primerísima calidad, seleccionada mano a mano con los mismos productores y la mano de Diego en la cocina, que aporta elaboraciones divertidas a productos clásicos.

Penaguda Sanxenxo

¿Qué pedir entonces en Penaguda? Para empezar, hay que dejarse asesorar por su sumiller y probar los excelentes vinos de la bodega Attis, de la que los hermanos Fariña son también propietarios. Después, la elección transcurre entre platos tan apetecibles como su bogavante de la ría frito, vieira de Cambados a la brasa, ensaladilla con anchoas o un tartar de vaca con huevo frito.

Vieiras de Cambados, cítricos ,jugo de aromáticas y un toque picante  | Penaguda Sanxenxo

Entre los principales, manejan pescados de la ría a la brasa y dedican un capítulo especial a las carnes de vaca gallega. Costilla de vaca de Bandeira, entrecote, solomillo, chuleta... y hasta la posibilidad de probar auténtico buey gallego. Para rematar la comida de una forma fresca y ligera, pide sus natillas cremosas de maracuyá con cítricos y frambuesa. 

Terrina crujiente de manitas y tartar de gamba blanca | Penaguda Sanxenxo

Como hemos visto, Sanxenxo es uno de los pueblos más deseados de las Rías Baixas, pero ¿programamos una excursión? Desde el puerto de Portonovo y otros cercanos, salen visitas al Parque Nacional de las Islas Atlánticas, que no son otras que las paradisíacas Cíes y la isla de Ons. El plan así, será perfecto.