Sant’Agata dei Goti, descubre la increíble «Cuenca italiana»

Disfruta de uno de los pueblos más bellos del país transalpino

Jose Miguel Barrantes
 | 
Foto: tanukiphoto / ISTOCK

A unos 45 kilómetros de Nápoles hacia el interior, situada a no mucha distancia al este de Caserta, donde encontramos el complejo real declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se levanta una antiquísima villa medieval, no muy conocida dentro de los circuitos turísticos tradicionales pero que representa una de las joyas rurales de Italia.

Vale la pena acercarse a este remanso de paz de la región de Campania para descubrir este encantador pueblo considerado como uno de los más bellos del país.

Un pueblo «colgado» en mitad de la Campania

Sant´Agata dei Goti es un pueblo medieval cuyos orígenes se remontan a los primeros siglos después de Cristo, con reminiscencias de legendarios emplazamientos romanos y con el rastro de la presencia de los godos, que aún podemos adivinar en su nombre.

tanukiphoto / ISTOCK

Su espectacular disposición, acoplada en lo alto de una terraza rocosa todo a lo largo de ella y flanqueada a los lados por elevaciones montañosas, da la sensación de haberse levantado en mitad de un paraje natural que hubiera sido perturbado por la bella aparición de una población que se mimetiza con el entorno. 

Las masas boscosas, que se distribuyen tanto por el fondo de la garganta como por los alrededores, hacen de este lugar un bello cuadro del cual no querremos salir una vez lo hayamos descubierto.

Seguramente, el punto desde el que se obtienen las mejores vistas de toda la villa histórica es el puente sobre el que transita la Vía Vittorio Emanuele III, desde el que podemos admirar todo el flanco occidental de la elevación con las casas colgando sobre el precipicio a lo largo de ella, asemejándose a una robusta muralla que se levanta frente a nuestras miradas. Una imagen que bien nos podría recordar a la increíble ciudad de Cuenca y sus casas colgantes.

AndreaScala / ISTOCK

La margen izquierda del puente, donde se ubica la parte nueva del municipio, nos proyecta desde aquí hacia el remanso de paz de las estrechas calles de la villa histórica.

Una vez nos adentramos en ella, pronto advertimos que aquí, el paso del tiempo, pareciera haberse detenido. Mientras recorremos su entramado por el casco viejo, cuya esencia ha sido magníficamente preservada, podremos avanzar a través de calles empedradas y pequeñas placitas entre las que nos toparemos con varias iglesias y palacetes que guardan todo el sabor y el encanto de sus propios momentos históricos.

lucamato / ISTOCK

Una pequeña villa por la que podremos pasear tranquilamente mientras nos topamos con pequeñas tiendas a nuestro paso y con algún vehículo ocasional que no perturbará el disfrutar de la tranquilidad del pueblo, puesto que su trazado original no permite el acceso rodado por muchos puntos.

Otros lugares magníficos en los alrededores

A menos de quince kilómetros desde Sant’Agata dei Goti nos encontramos con un espectacular monumento que, aunque pareciera transportarnos a la época romana, en realidad fue inaugurado en 1762. Hablamos del acueducto Carolino o de Vanvitelli, una extraordinaria construcción que fue proyectada para proveer de agua tanto al complejo de San Leucio ˗ antiguo centro de producción de seda para toda Europa ˗ como al Palacio Real de Caserta, y que recorre la friolera de 38 kilómetros hasta llegar a su destino; si bien la mayor parte del trazado discurre bajo tierra, existe un tramo aéreo de más de 500 metros y casi 56 metros de altura que se levanta sobre tres niveles de arcadas formando una imagen asombrosa por su grandiosidad.

ChiccoDodiFC / ISTOCK

Un encargo del rey Carlos VII que, junto con el Palacio Real de Caserta y el complejo de San Leucio, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO hace más de veinte años.

También, otro de los lugares más interesantes para visitar en los alrededores es Casertavecchia, una villa medieval situada a diez kilómetros de Caserta que pareciera haberse detenido en el tiempo.