Santa Sofía exhibe completos sus mosaicos por primera vez en siglos

La Basílica de Santa Sofía de Estambul se exhibe completamente libre de andamios tras 17 años de intensa rehabilitación.

Rafael de Rojas

Tras 17 años en los que la basílica de Santa Sofía de Estambul se ha presentado codificada tras una maraña de andamios, el templo recupera todo su esplendor gracias a una intensa restauración. La historia de estas obras comienza en 1993, el año siguiente a que la Unesco la declarara Patrimonio Histórico de la Humanidad, junto con el barrio antiguo de Estambul. Entonces se decidió rehabilitar los 600 metros cuadrados de mosaicos y la cúpula de 31 metros de diámetro, en la que, sobre andamios de 55 metros de altura, obreros y artesanos han limpiado y restaurado los mosaicos dorados que la cubren. Las caras pintadas sobre la cerámica de este templo, que data del siglo IV, habían sido cubiertas bajo un telón metálico cuando la basílica se adaptó como mezquita tras la caída de Constantinopla, ya que el Islam prohíbe las representaciones antropomorfas en los lugares de oración. Ahora, la rehabilitación, aún en curso, ha descubierto las imágenes en los mosaicos y la cara de uno de los grandes ángeles ornamentales. En contrapartida, la época otomana dejó unas caligrafías doradas de grandes dimensiones con el nombre de Alá y de los ocho profetas que han recuperado su brillo original tras las obras de restauración. Las fachadas exteriores también han sido limpiadas y las cubiertas se han fortalecido con 50 toneladas de plomo, pensando en un aparatoso terremoto que, previsiblemente, afectará a la zona en un aciago día entre hoy y 2040. Las obras previstas para el próximo año supondrán la apertura al público del baptisterio, que está ubicado en el atrio de Santa Sofía. La majestuosa pila bautismal de un solo bloque, tallada en el siglo VI para que los cristianos de la época se bautizaran grupalmente, también estará visible antes de que llegue el año 2012.

Otros trabajos que culminarán este año son las obras en la biblioteca del sultán Mahmud I y en los techos de la galería superior, que fueron repintados durante el siglo XIX para proteger los mosaicos. Los artífices de la rehabilitación han mostrado su convencimiento de que las mejoras continuarán para mostrar todas las etapas por las que ha pasado Santa Sofía: "El trabajo nunca se puede dar por acabado".

Nuevos vuelos directos. La basílica, que constituyera el centro político y religioso de Bizancio, está edificada sobre el solar de un templo dedicado a la Sabiduría Divina (siglo IV), que fue reformado por Teodosio II en 404, destruido por un fuego en 532 y rehecho (en su configuración actual) por el emperador Justiniano, bajo cuya iniciativa se volvió a consagrar en 537. El templo sufriría dos percances más aún: el terremoto de 558, que arruinó su cúpula, y la conquista turca de la ciudad, tras la que se convirtió en una mezquita en la que se tapó con pintura la decoración mural y que se convertiría en el modelo de todos los templos musulmanes posteriores.

Turkish Airlines (www.turkishairlines.com) que cuenta con dos vuelos diarios desde Barcelona y Madrid a Estambul, anunció a finales de 2010 que implantaría también sendas rutas directas desde Valencia y Málaga a la ciudad turca. Además, la compañía estaba estudiando la posibilidad de abrir otra nueva conexión directa desde Bilbao y una tercera frecuencia diaria entre Barcelona y Estambul. Todas estas rutas convertirían a España en el segundo país de Europa donde la compañía Turkish Airlines opera más conexiones con Turquía, tras Alemania. A estas posibilidades se unen también los dos vuelos diarios de la compañía Iberia (www.iberia.es) desde Madrid y sus múltiples conexiones con otros aeropuertos españoles.