Así es Sandwich, la ciudad inglesa vinculada para siempre al emparedado de pan de molde

Esta semana se ha celebrado el Día Mundial del Sándwich, pero también se nos ponen los dientes largos con la ciudad que también se llama así

María Escribano
 | 
Foto: JOHN MILLER/Explore Kent

Esta semana, concretamente el 3 de noviembre, se ha celebrado el Día del Sándwich. Pero además del emparedado con ese nombre realizado con pan de molde y relleno de delicias varias, hay una localidad inglesa que también se llama Sandwich. ¿Tienen alguna relación?

Vista desde el río.  | Dawn Bogue/whitecliffscountry.org.uk

La respuesta es sí y no. El nombre del emparedado proviene del cuarto conde de Sandwich, John Montagu (1718-1792), aunque realmente este no tenía ninguna conexión real con la ciudad (como ocurre con otros ducados). Según algunas fuentes, el conde era muy aficionado al juego y estaba horas y horas jugando sin parar. Para no tener que levantarse de la mesa de juego, pedía a sus sirvientes que le pusieran la carne entre dos rebanadas de pan y así comer sobre la marcha. Otros jugadores empezaron a imitarle y a pedir “lo mismo que Sandwich”. Y así nació la palabra sándwich para definir dicha comida. Otras fuentes mejor pensadas señalan que probablemente el conde pidiera esos emparedados pero para tomárselos en su mesa… de trabajo.

Sea como fuera, la ciudad de Sandwich está acostumbrada a que se la vincule con el conde y el emparedado. De hecho, la comida es una parte importante del tejido de esta ciudad, que celebra muchas ferias y festivales gastronómicos a lo largo de todo el año. Pero Sandwich tiene más cosas que ofrecer que esta curiosa historia. Situada al sureste de Inglaterra en el condado de Kent y junto a los Acantilados de Dover, es una de las ciudades medievales mejor conservadas de Gran Bretaña y también es conocida como la capital del golf de Kent (cuenta con dos grandes campeonatos).

Vista del Sandwich Guildhall Museum.  | Dover Museum / whitecliffscountry.org.uk

Su calle Strand contiene más edificios con entramado de madera que cualquier otra calle de Inglaterra. Pero parte de su historia está en su puerto. Sandwich significa pueblo o asentamiento en la arena, y es que la ciudad se estableció en una lengua de arena en el siglo VII.

En su día, formó parte de la Alianza de los Cinco Puertos, un grupo de ciudades inglesas de los condados de Kent y Sussex que históricamente tuvieron un cometido militar y mercantil. En la Primera Guerra Mundial, se estableció un puerto en la desembocadura del río Stour, que atraviesa la ciudad. Dicho puerto se utilizaría años más tarde, en 1938, como refugio para los refugiados que huían de la persecución de Hitler. Y para los apasionados de la historia militar, el muelle de Sandwich (Sandwich Quay) cuenta hoy con un buque cañonero de la Guerra Fría que aún se encuentra operativo y puede visitarse. Es el P22, el único ejemplar que queda aún a flote de los 23 buques que patrullaban el Rin.

Sandwich Quay.  | Dawn Bogue/whitecliffscountry.org.uk

Retrocediendo en la historia hasta su pasado romano, es lugar imprescindible de visita el anfiteatro y fuerte romano de Richborough, al que se puede llegar en un crucero a bordo del buque Southern Queen. Las impresionantes ruinas del municipio romano de Richborough marcan el punto desde el que los romanos lanzaron su exitosa invasión de Gran Bretaña en el año 43 d. C. 

El libro Domesday, considerado el primer censo inglés creado en 1086, afirma que Sandwich ocupaba, tanto en tamaño como en importancia, el cuarto lugar en las ciudades inglesas, solo detrás de Londres, Norwich e Ipswich. E importante debió ser, ya que personajes tan ilustres como Thomas Paine, el escritor político y pensador radical más notable del siglo XVIII, llegó a la ciudad en 1759 y abrió una tienda en New Street. Sus obras se incorporaron a la Declaración de Independencia de los Estados Unidos.

Barbacana.  | Dover Museum/whitecliffscountry.org.uk

En la ciudad se pueden visitar algunas de sus joyas medievales, como la torre de la iglesia de San Pedro. Hace poco que se abrió por primera vez a los visitantes y en un día despejado incluso se puede ver Francia desde ella. Y también el edificio Guildhall, cuya construcción original se remonta al reinado de Isabel I y que hoy está restaurado y es visitable. Imprescindible ver en él la sala del Tribunal (Court Room).

Iglesia de San Pedro.  | Leadinglights / ISTOCK

Sin ser La Mancha, Sandwich cuenta también con algún molino restaurado, pero que mantiene la maquinaria de madera original de mediados del XVIII. Destacan también sus Jardines Salutation, diseñados por el arquitecto Sir Edwin Landseer Lutyens con sus floridos parterres.

Para conocer más en profundidad la historia de Sandwich, hay visitas guiadas ofrecidas por la Sociedad de la Historia Local de Sandwich (Sandwich Local History Society). Se pueden reservar en www.sandwichlocalhistorysociety.org.uk. De la ciudad también parten 67 rutas de senderismo, que se pueden consultar en www.ramblers.org.uk.

Sandwich desde el río Stour.  | Dover Museum/whitecliffscountry.org.uk

¿Y cómo llegar a Sandwich? Hay un tren de alta velocidad que conecta la ciudad medieval con la estación St. Pancras de Londres, y la empresa ferroviaria South Eastern gestiona servicios entre las estaciones de Charing Cross y Victoria en Londres hasta Sandwich. Para conocer los horarios, www.nationalrail.co.uk.

Como anécdota final, contaremos que la ciudad de Ham (jamón, en inglés) está a unos nueve minutos en coche de Sandwich. La señal a las afueras de Sandwich en la que ambos nombres aparecen unidos y que os enseñamos a continuación es uno de los lugares más perseguidos para la foto divertida. ¡Venga ese sándwich de jamón!

Haw está a pocos kilómetros de Sandwich.  | Dover Museum/whitecliffscountry.org.uk