San Pedro Sula, la capital económica de Honduras

Al norte de Honduras se encuentra la segunda ciudad más importante de Honduras, después de Tegucigalpa, San Pedro Sula.

Foto: Image Source/Corbis

La antigua Villa de San Pedro de Puerto Caballos fue fundada por Don Pedro de Alvarado en 1536, y más tarde adoptaría su actual nombre, San Pedro Sula. Sin embargo, sus habitantes lo denominan Usula, que en su dialecto significa "valle de pájaros".

Para las autoridades españolas, fue vital ya que durante varios siglos sirvió a modo de aduana terrestre y lugar de paso hacia las minas del valle de Quimistán, convirtiéndose en un lugar estratégico geográficamente.

Casi cinco siglos después de su fundación, San Pedro Sula es una de las ciudades con mayor capacidad industrial y más turística de Honduras. Además de estar comprometida con la preservación de la naturaleza.

Uno de sus grandes atractivos es la Feria Juniana, que se celebra en honor al patrón de la ciudad, San Pedro. En esta celebración se pueden ver desfiles típicos de carrozas, hay mercados donde se pueden comprar y vender todo tipo de productos y las calles se visten con un ambiente festivo indescriptible durante los días que dura la feria.

Un lugar donde conocer y apreciar el arte hondureño es el Museo Daisy Fasquelle Bonilla. De reciente creación por parte del Banco Central de Honduras pretende rendir homenaje a Daisy Fasquelle una dama que tenía una pequeña colección de piezas arqueológicas y dedicó sus todos sus esfuerzos en acercar la historia y la cultura nacional a sus vecinos.

En este museo se pueden disfrutar de las exposiciones temporales de varios artistas hondureños contemporáneos y otras permanentes de personalidades consagradas como José Antonio Velásquez o Álvaro Canales entre otros.

Como símbolo de la ciudad destaca la Catedralde San Pedro Apóstol, dedicado al patrón de la localidad. Se inauguró en 1987 y se construyó sobre los cimientos de la antigua iglesia de El Calvario, que se quemó el Domingo de Ramos de 1915.

Por otra parte, en la Cordillera del Merendón podemos ver el llamado Mirador de la Coca Cola, llamado así por el rótulo de dicha marca de refrescos de 10 metros de alto por 73 de largo sustituyendo al que hasta entonces había, ya deteriorado, de Muebles Capri. Merece la pena el esfuerzo de subir hasta aquí, ya que desde el mirador se pueden observar las mejores vistas de San Pedro Sula.

En el centro de la ciudad, nos encontramos con el Museo de Antropología e Historia, inaugurado en 1994. Ésta es una visita obligada de los turistas que quieran conocer la historia de Honduras. El museo hace un recorrido por la historia del país desde la llegada de los españoles a las distintas guerras por las que ha pasado el territorio. En su interior nos encontramos todo tipo de servicios como exposiciones temporales, tienda de artesanías, auditorios para conferencias o una cafetería.