Rutas de senderismo en República Dominicana

Este destino es mucho más que idílicas playas caribeñas. Exploramos, paso a paso, sus soberbia naturaleza a través de sus parques nacionales.

Rafa Pérez para República Dominicana
 | 
Foto: AG

Una de las conclusiones a las que hemos llegado, tras haber dejado atrás la pandemia, es que se hace más necesario que nunca encontrar momentos para bajar el ritmo, acercarnos a la naturaleza más conscientemente y viajar de manera más sostenible para garantizar que los recursos naturales lleguen en mejores condiciones a las generaciones futuras. El senderismo es una de las prácticas que mejor integra todas estas necesidades. En República Dominicana son numerosas las opciones para disfrutar a pie de su magnífica naturaleza.

Como decía el escritor Milan Kundera, el grado de lentitud es directamente proporcional a la intensidad del recuerdo. Caminando, la belleza de los bosques dominicanos se transforma en poesía en movimiento. Sin salir de sus parques nacionales ya disponemos de cientos de kilómetros de senderos, como el que sube hasta el Pico Duarte, el techo del Caribe. Desde su cumbre, asomados al denso mar de nubes que busca encajar entre las montañas, no nos situamos ante un paisaje sino que estamos siendo invitados a formar parte de él. En esta selección de rutas por los parques nacionales del país, más allá de kilómetros y kilómetros de senderos, encontraremos horas de contemplación, de meditación, y un compromiso con el medio ambiente a la vez que con nosotros mismos, porque caminar es el gesto más trivial y el que nos hace más humanos.

República Dominicana
Vista del Parque Nacional Los Haitises. | D. R.

Parque Nacional Armando Bermúdez

Este parque nacional fue establecido en 1956, junto con el vecino Parque Nacional José del Carmen Ramírez cuenta con los picos más altos de la región caribeña, entre ellos el Pico Duarte. Los dos parques ocupan la superficie de toda la Cordillera Central. Sus bajas temperaturas nocturnas, que oscilan entre los 12ºC y los -8ºC, dotan a este lugar de una flora única, como los pinos criollos endémicos, diversos tipos de helechos y árboles de caoba. Entre estos preciosos árboles podemos encontrar numerosas especies de aves, como la cigua palmera, el ave nacional de República Dominicana, el loro de la Hispaniola, así como vistosas mariposas y ranas. Incluso, con algo de suerte, es posible observar a la hutía, una especie de rata grande en peligro de extinción.

Una de las rutas de senderismo más populares hacia el Pico Duarte sale de la oficina principal de este parque nacional, donde se pueden contratar guías oficiales requeridos para la aventura, así como mulas para el viaje de dos o tres días.

Parque Nacional José del Carmen Ramírez

Igual que el adyacente Parque Nacional Armando Bermúdez, pero aún menos explorado, este es uno de los primeros parques nacionales y áreas protegidas del país. Se extiende a través de tres provincias y fue bautizado con el nombre de un prominente general dominicano. Entre la flora y la fauna destacan los pinos y los cedros, algunos roedores y serpientes inofensivas. Es un buen lugar para la observación de aves, ya que se pueden avistar numerosas especies que prosperan en elevadas altitudes, incluyendo la golondrina dorada, el perico de la Hispaniola, el loro de la Hispaniola y la cigüita azul de garganta negra. El parque también ofrece un punto de entrada alternativo al camino de dos o tres días que lleva al Pico Duarte.

República Dominicana
Ruta guiada por los bosques de Pico Duarte. | AG

Pico Duarte

El Pico Duarte, el más alto del Caribe con una altura de 3.087 metros, se encuentra entre dos parques nacionales, el Parque Nacional Armando Bermúdez y el Parque Nacional José del Carmen Ramírez, y puedes acceder a él en excursiones de dos o tres días, dependiendo de la ruta elegida. La más popular toma dos días, en un itinerario que pasa por Jarabacoa, Manabao, La Ciénaga, Compartición, Valle de Lilís y, finalmente, el Pico Duarte.

República Dominicana
Rafting en Jarabacoa. | Hasselblad X1D

Todas las rutas garantizan vistas espectaculares de diversos tipos de bosques. Es preciso contratar un guía oficial, mulas para las bolsas y comida en tu hotel o en el campamento del gobierno en La Ciénaga, a la entrada del Parque Nacional José Armando Bermúdez. Durante el trayecto se pernocta en los campings oficiales de Compartición o el Valle de Lilís. La excursión requiere un nivel físico adecuado, venir preparado con botas de caminar y varias capas de ropa para las bajas temperaturas nocturnas.

Parque Nacional El Choco

Ubicado a tan solo quince minutos de la playa y el corazón de Cabarete, el Parque Nacional El Choco ofrece interesantes opciones de turismo activo, como el senderismo, el ciclismo de montaña, el baño en lagunas de agua dulce o la entrada en cuevas. Con una extensión de 78 kilómetros cuadrados, el parque tiene una buena red de senderos que te llevarán a través de espesos bosques tropicales repletos de árboles de cacao y café, plantas medicinales, y al interior de cuevas, algunas de ellas medio inundadas, que datan de millones de años. En el camino podrás ver más de treinta especies de aves, lagartijas y murciélagos. En la entrada del parque encontrarás guías bilingües y también tienes la opción de contratar un tour organizado a pie o en bicicleta en la propia ciudad.

Parque Nacional Los Haitises

Cubriendo un área de 1.600 kilómetros cuadrados, el Parque Nacional Los Haitises es una de las joyas del sistema de parques nacionales de República Dominicana. El nombre de Los Haitises procede de la lengua taína y se traduce como “tierra montañosa”. La zona atrae a numerosos visitantes que vienen aquí en barco para ver su magnífica serie de formaciones rocosas que se elevan fuera del agua. El parque también cuenta con exuberantes manglares a lo largo de su bahía, que incluye algunos cayos que son el hogar de múltiples colonias de aves y una serie de cuevas conocidas por tener la mayor cantidad de petroglifos y pictografías del país.

República Dominicana
Cueva de Samaná, en el Parque Nacional Los Haitises. | D. R.

Entre las aves se pueden avistar el halcón de Ridgway, en peligro de extinción, el carpintero de Sierra, el carpintero de La Hispaniola, así como pelícanos, garzas y garcetas. Los Haitises también cuenta con uno de los bosques lluviosos de República Dominicana. Puedes explorar el parque en barco desde Samaná, remontar a pie su bosque lluvioso para ver la flora de cerca, o navegar en kayak a través de su exuberante sistema de manglares.

Parque Nacional Valle Nuevo

Este parque es conocido por ofrecer excepcionales oportunidades para la observación de aves y la práctica del senderismo de montaña. Valle Nuevo es uno de los lugares más hermosos de la corona de Constanza. Poco después de la salida a la cascada de Aguas Blancas, el camino sube hacia una meseta en la cima de una montaña a una altitud de más de 2.200 metros, donde estarás rodeado de altos pinos y árboles de ébano verde. El área protegida conocida como Madre de las Aguas cuenta con varios ríos que abastecen al país.

República Dominicana
Cascada de Aguas Blancas, en el Parque Nacional Valle Nuevo. | D. R.

La biodiversidad de Valle Nuevo es asombrosa, con una extensión de más de 900 kilómetros cuadrados el parque incluye bosques nublados, llanuras montañosas y vastas sabanas de pasto alpino rodeadas por montañas rocosas. Cuenta con más de quinientas especies de plantas, de las cuales 138 son endémicas. También podemos observar numerosas especies de anfibios, reptiles, mariposas y aves. Este paisaje frío, montañoso, remoto y exuberante, no se puede ver en ningún otro lugar del país. Entre las opciones para disfrutar de su naturaleza están las caminatas, las cabalgadas o los paseos en bicicleta alrededor de los pinos criollos y cerca de los picos cubiertos de niebla. En medio de este paisaje se encuentra un ecolodge, el único dentro de los límites del Parque Nacional Valle Nuevo.

Puedes ser un gran aventurero en la República Dominicana. Para saber más: www.godominicanrepublic.com/es/