Ruta Vicentina en Alentejo, o cómo enamorarnos (más) de Portugal

Un viaje en el tiempo por sus pueblos y una ruta a través de preciosos acantilados plagados de naturaleza y vida silvestre

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Rota Vicentina

La Ruta Vicentina del Alentejo se desarrolla a lo largo de un total aproximado de 400 kilómetros de un de las zonas costeras más bellas y mejor conservadas de Europa. Aquí nos encontramos con dos recorridos principales y ocho circulares que prometen hacer las delicias de los viajeros, a los que se les invita a dejarse sorprender por la diversidad de sus espectaculares paisajes.

Ruta Vicentina, en Alentejo | D.R.

El itinerario ofrece un sinfín de posibilidades y actividades para todos los gustos, con una gran diversidad de especies animales y paisajes a lo largo de todo su recorrido. O lo que es lo mismo, es lo que ahora todos necesitaríamos para desconectar de la realidad y volver a sentir esa bocanada de aire fresco. ¿Te animas a descubrirla?

Camino Histórico

Con 13 secciones diferentes y un total de 263 km que conectan la región de Santiago do Cacém y el Cabo de St. Vicent, el Camino histórico se configura como un viaje a través del tiempo, donde los turistas podrán sumergirse en la cultura local, a través de pequeñas granjas, ciudades y pueblos del interior.

Ruta Vicentina, en Alentejo | Rota Vicentina

Sendero de los Pescadores

Reconocida como una de las mejores rutas costeras del mundo, el Sendero de los Pescadores recorre 226,5 km a lo largo de impresionantes y escarpados acantilados, desde donde se observan muchas especies de aves como las águilas pescadoras o las cigüeñas blancas. Dicha ruta es única ya que únicamente se puede acceder a pie.

Acantilados en la Ruta Vicentina, en Alentejo | Rota Vicentina

Además del Camino Histórico y el Sendero de los Pescadores, la Ruta Vicentina cuenta actualmente con 24 pequeñas rutas circulares entre Santiago do Cacém y Lagos, para turistas que busquen descubrir el placer de caminar por la naturaleza de una manera sencilla.

Cigüeñas en la Ruta Vicentina, en Alentejo | Rota Vicentina

Los amantes del ciclismo podrán elegir entre más de 1.000 km cuidadosamente seleccionados a lo largo del municipio de Odemira, en los que atravesarán todo tipo de valles, montañas y pintorescos pueblos, acompañados por el sonido de las olas del mar.

Actividades para sacarle el máximo partido

Con el fin de que los turistas disfruten de una experiencia completamente inolvidable, la Ruta Vicentina también ha ampliado su gama de actividades relacionadas con el medio ambiente, la cultura y el bienestar: excursiones en barco, a caballo, clases de surf, avistamiento de aves, catas de vino, masajes, terapias holísticas y actividades culturales que te permitirán vivir el estilo de vida local, de la mano de los propios habitantes de la región de Alentejo.

Ovejas en la Ruta Vicentina, Alentejo | Rota Vicentina

Sin lugar a duda, Alentejo tiene aún mucho por descubrir y se presenta (ahora más que nunca) como la región idónea para los nómadas digitales gracias a su poca densidad de población, su cercanía con España, la posibilidad de ir en coche y la belleza de sus paisajes.