Ruta por los manantiales del sur de Francia

Las inmediaciones de Font Romeu, en el Languedoc Rosellón, cuenta con varios manantiales de aguar termales al aire libre perfectos para una escapada relajante.

Foto: Arctic-Images / Corbis

Aguas vaporosas y sulfurosas a una temperatura media de 35 ºC pueden ser la excusa perfecta para un viaje donde elrelax y el bienestar serán los protagonistas. Al sur de Francia, en la región de Languedoc-Rosellón y muy cerca de la localidad deFont Romeo, se encuentran los baños de Saint Thomas-les-Bains, Llo y Dorres ofrecen manantiales en modernas instalaciones que aseguran la comodidad del visitante.

En medio del valle del Tet se encuentran los baños de Saint Thomas-les-Bains, un manantial de aguas sulfurosas que emergen de la tierra a unos 45ºC pero que se enfrían hasta los 36-38ºC en las piscinas y estanques. Se dice que son las más calientes del valle. Estos baños cuentan, además con un hamman y jacuzzis.

Otro de los baños de la zona es el de Dorres, también de aguas sulfurosas que emanan a unos 38-39ºC. Estos baños al aire libre datan de la época romana y ofrecen una espectacular vista sobre el macizo de Puigmal y la Sierra del Cadi. Se caracterizan porque sus piscinas son de granito, siendo la más grande un antiguo lavadero labrado en 1842.

Por último, los baños de Llo se encuentran en medio de las gargantas del Segre lo que les proporciona un emplazamiento único. Sus aguas termales, como en los casos anteriores, son sulfurosas y tienen una temperatura de entre 35-37ºC. Estos baños cuentan con tres piscinas al aire libre, cañones de agua e hidrochorros de masajes submarinos.