Sigue la Ruta del Padre Sarmiento y empápate bien de Rías Baixas

Un recorrido diferente "a pie de costa" en dirección a Santiago de Compostela

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: David Andres Gurierrez / ISTOCK

La mar penetra hacia el interior en tierras gallegas a lo largo de su costa como si tuviera un afán incesante por adentrarse en esta región plagada de virtudes. Y es en su parte meridional, allá donde toma el protagonismo la provincia de Pontevedra, donde el océano Atlántico lleva a cabo sus mayores incursiones, en las conocidas Rías Baixas.

La Ruta del Padre Sarmiento nos transporta a través de una buena porción de ellas con el aliciente de tratarse de una inmejorable alternativa a las típicas rutas que conforman el Camino de Santiago. Historia, preciosas localidades, un magnífico litoral, una tradición marisquera incuestionable y unos excelentes vinos nos esperan para encandilarnos…

Isla de Arosa | AndresGarciaM / ISTOCK

La vía que abrió un fraile benedictino en el siglo XVIII

La Ruta del Padre Sarmiento está basada en los pasos que siguió en peregrinaje este fraile benedictino llamado Martín Sarmiento. Un erudito ilustrado cuya cuna ha sido ampliamente cuestionada – si bien se suele aceptar que nació en Villafranca del Bierzo, en la provincia de León -, pero cuyo profundo sentimiento gallego es incuestionable. No obstante, fue uno de los mayores impulsores de la puesta en valor de la lengua gallega y un gran conocedor y divulgador de los topónimos, historia y lugares de esta región.

Combarro | Josep Bernat Sànchez Moner / ISTOCK

Llevado a vivir desde su tierna infancia a su amada Pontevedra, donde pasaría su vida hasta entrada la juventud, inició su carrera monástica en Madrid a la edad de quince años. Tras este impasse de su arraigo gallego vuelve a su tierra en 1745 para emprender un peregrinaje hasta Santiago de Compostela. El 19 de julio de ese año comenzaba su propósito en el lugar que le vio crecer, prosiguiendo con una ruta de 190 kilómetros que bordeaba la costa y dejando constancia de la misma en su obra Viaje a Galicia.

Sanxenxo | AndresGarciaM / ISTOCK

Creó así, el Padre Sarmiento, una vía alternativa al Camino Portugués, más directo pero interior y que dejaba de lado algunas de las localidades que se emplazan a lo largo del litoral que une parte de las Rías Baixas.

El novedoso resultado es un peregrinaje que, aunque confluye más tarde de nuevo con el Camino Portugués, se adentra por la comarca de O Salnés poniendo de relieve toda esta franja gallega.

Una ruta de 10 paradas para sacar el máximo partido a la Rias Baixas

Una comarca entre dos rías

Gran parte del recorrido que llevó a cabo Fray Martín Sarmiento discurre por tanto entre aires marítimos por la comarca de O Salnés, un territorio de reminiscencias salineras que se encuentra delimitado por las importantes rías de Arosa – la más grande de Galicia - y Pontevedra.  

Pontecesures | arousa / ISTOCK

Esta ruta nos lleva desde Poio hasta Pontecesures, a través de la costa, mientras nos muestra a su paso muchos paisajes que ya por sí solos nos brindarían el placer de varios días de contemplación y ensimismamiento pero que, concentrados bajo este hilo conductor, transforman nuestro viaje en un éxtasis a la altura de la empresa religiosa que supuso para el Padre Sarmiento andar hasta Santiago de Compostela para obtener el jubileo.

Nos movemos entre etapas llegando hasta lugares emblemáticos de las Rías Baixas como Catoira, Villagarcía de Arosa, la isla de Arosa, Cambados, Sanxexo, la península de O Grove o Combarro, dejando tras nuestras huellas pazos, villas, playas, yacimientos arqueológicos, monumentos religiosos, barrios marineros, faros, senderos, ríos, valles, viñedos, y toda una serie de paisajes diversos que cambian sus tonalidades con la misma frecuencia con la que lo hace el cielo en estas latitudes.

Catoira | arousa / ISTOCK

A todo ello se unen las ricas tradiciones, la historia y la cultura de esta comarca, abanderadas por el vino Albariño – aquí se da la mayor superficie de viñedos y bodegas de la Denominación de Origen Rías Baixas – y magníficos mariscos, con los mejillones de la ría de Arosa a la cabeza, que a buen seguro nos permitirán hacer más dulces los esfuerzos de nuestro peregrinaje.