Ruta de la Libertad de Kwazulu-Natal

La ruta narra la historia de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica a través de monumentos, museos y hogares de los activistas.

VIAJAR
 | 
Foto: The Blue Room Project

Acariciando el océano Índico, la provincia de Kwazulu-Natal se ubica en el extremo sureste del país, flanqueada por las cadenas montañosas de Drakensberg y Lebombo. No es casual que Kwazulu-Natal se traduzca desde el afrikáans como “ la tierra de los zulúes”. Este territorio, además de contar con la mayor densidad demográfica del país, ha sido el hogar histórico de este grupo étnico. El reino zulú proviene de una monarquía originaria del África austral y durante el siglo XX el eco de su grito por la libertad se escuchó en todos los rincones del mundo

De 1948 a 1990, Sudáfrica -junto a Namibia-, vivió una triste era en la que los vestigios más cruentos de la colonización europea fueron amparados por decretos de políticas raciales. De este modo, se impuso un sistema de segregación racial que aislaba a la población negra de los núcleos urbanos ocupados por los descendientes de europeos. A este prototipo de discriminación racista se le denominó apartheid o, literalmente en afrikáans, “condición de estar separados”

The Blue Room Project

Ante esta injusta situación de privación de derechos y libertades, la población zulú, junto a otros numerosos grupos sociales, se rebeló mediante un plan de resistencia que englobaba la desobediencia pública y las marchas protesta. De esta ardua lucha en pos de la justicia igualitaria, Nelson Mandela se convirtió en icono y líder de la resistencia. 

Esto también es Sudáfrica

El pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla. La oscura época de la segregación sigue muy presente en la memoria de Kwazulu-Natal. Así, entre las ciudades de Durban y Pietermaritzburg, se dibuja la llamada Ruta de la Libertad, un recorrido imprescindible para conocer la historia de la lucha por alcanzar los derechos civiles universales básicos, a través de monumentos, museos y hogares de los históricos activistas. 

The Blue Room Project

Museo KwaMuhle de Durban

En este lugar es un fiel reflejo del día a día bajo el apartheid. El museo propone una narrativa, desde distintas perspectivas, de las vidas de los africanos que vivieron y trabajaron en Durban desde 1928 hasta finales de los 80. Las exhibiciones incluyen fotografías de las dinámicas cotidianas del municipio, así como las contribuciones que la población aportó para sentar las bases del desarrollo del municipio metropolitano Ethekwini.

Museo Luthuli

Albert Luthuli, conocido como Mvumbi por su nombre zulú, fue un profesor y reconocido líder político opositor al apartheid. De tal importancia fue su contribución, que recibió el Nobel de la Paz en 1960 y el póstumo Premio de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en 1968. Su antiguo hogar ha sido reconvertido en un museo que expone sus objetos personales y numerosas fotografías que recogen su trabajo humanitario. Además, se alza una estatua a tamaño real de Luthuli. 

Asentamiento de Cato Manor

En las afueras de Durban, se ubica este histórico asentamiento que fue el lugar de convivencia indios y africanos que sobrevivieron a los disturbios acaecidos entre 1949 y 1959. Años más tarde, la comunidad pudo integrarse completamente en la vida sudafricana. 

Phoenix

The Blue Room Project

En la zona norte de la ciudad, a lo largo de la Ruta del Patrimonio de Indaba, se encuentra Phoenix. El gobierno sudafricano lo estableció como zona de apartheid india en 1976. Fue en este lugar donde Mahatma Gandhi compartió con sus compatriotas la filosofía de resistencia pasiva. 

El Instituto Ohlange también resulta imprescindible dentro de la historia del país, pues fue la primera instalación educativa construida por y para africanos. Este edificio fue fundado por John Langalibalele Dube, el primer presidente del Congreso Nacional Nativo de Sudáfrica, y fue el lugar elegido por Nelson Mandela para ejercer por primera vez su derecho a voto con 72 años. 

Prisión de Pietermaritzburg

Las frías paredes de esta antigua prisión han presenciado múltiples eventos históricos, como el encarcelamiento de Nelson Mandela en 1962. Actualmente, se ha reconvertido en un museo donde se puede ver las celdas que encerraron a los héroes nacionales sudafricanos, así como otros elementos de tortura y ejecución que se utilizaban contra la población reclusa.

Alrededores de Pietermaritzburg

The Blue Room Project

En las pedanías de esta gran ciudad, existen otros enclaves que merece la pena visitar como la estatua de Mahatma Gandhi, la antigua estación, el Alan Paton Center & Struggle Archives o el municipio de Sobantu. Resulta de especial interés el lugar en el que se capturó a Mandela, cerca de Howick, el 5 de agosto de 1962. En este punto se ubica un centro de visitantes que permite adentrarse en la histórica importancia de este lugar y sobre el que se alza un memorial de acero del líder político.