Ruta de la sidra por Gijón

Tayo Acuña

Adán y Eva fueron expulsados del Paraíso por comer la fruta del árbol prohibido, y por exprimir y fermentar ese mismo fruto los mortales disfrutamos de la sidra. Una bebida que se elabora y consume en la cuenca atlántica de Europa, desde Portugal hasta Escocia, en América (norte y sur) y Canadá, pero es en el norte de España, sobre todo en Asturias, donde goza de mayor popularidad y mejor salud. En esencia, la sidra es el zumo de las manzanas fermentado con levaduras y bacterias lácticas y acéticas. De las 22 variedades de manzanas autóctonas admitidas por el Consejo Regulador, algunas son dulces, otras ácidas y unas pocas amargas, y solo con la mezcla de las tres se consigue una sidra equilibrada con amplitud de aromas.