Una ruta de 10 paradas para sacar el máximo partido a la Rias Baixas

Miradores de impresión, largas playas atlánticas, faros que alumbran la imaginación, naturaleza, castillos medievales, el Camino de Santiago y, por supuesto, las tres rías que forman la costa de Pontevedra. Hay mucho que ver en la Rias Baixas, y esta ruta es una buena manera de no perderse nada.

Viajar para Turismo Rias Baixas
 | 
Foto: D. R.

Hay tanto que ver en las Rias Baixas, que ocupan la mayor parte de la costa de Pontevedra, que es aconsejable planificar una ruta antes de visitarlas. No es que esté mal la improvisación, claro, pero se corre el riesgo de perderse algún paraje natural de impresión, una playa de esas que se recuerdan para siempre, algún ejemplo ineludible de su patrimonio histórico y cultural o sus pueblos y ciudades con encanto. No sería nada grave, porque siempre se puede volver, pero mejor no correr el riesgo. Por eso, esta es una ruta por los diez puntos que nadie debería perderse de las Rias Baixas:

1-Vigía del Baixo Miño

Mirador O Niño do Corvo. | D. R.

Si quieres conseguir una vista única de la Comarca de O Baixo Miño y la desembocadura del río Miño con el Monte Tecla de fondo, no puedes perderte el Mirador Niño do Corvo. A 307 metros de altitud, casi en el límite entre los ayuntamientos de O Rosal y Tomiño, este mirador ofrece una amplia panorámica de la comarca. Un lugar imprescindible en una visita al municipio de O Rosal y que también se presta a la práctica del deporte o del turismo activo de cierta intensidad, haciendo senderismo o bien subiendo al monte en bicicleta.

2- El sur se reinventa

Mirador Faro de Avión, en Cavelo (Pontevedra). | D. R.

Todas y todos los aficionados a actividades como el parapente, el senderismo, la astronomía o la fotografía, no pueden dejar de subir al Mirador del Castelo del Faro de Avión (Covelo). A 1.150 metros de altura, en el techo de provincia de Pontevedra, encontramos un paraje único en el cual disfrutar tanto de día, con unas hermosas vistas que se extienden hasta Portugal y el Océano Atlántico, como de noche, gracias las instalaciones necesarias para disfrutar de una observación del cielo y las estrellas.

3-El Lago Castiñeiras y Mirador de Cotorredondo

Lago de Castiñeiras en Rias Baixas. | D. R.

Se trata del Parque Natural Laguna de Castiñeiras, un bosque de unas 70 hectáreas donde pasear y disfrutar de la naturaleza. El entorno constituye una importante zona de refugio y cría para muchas especies de animales silvestres. El lago y el mirador son dos puntos imprescindibles, pero como área de recreo cuenta con senderos perfectamente definidos, una gran cantidad de fuentes, zonas de juego y descanso, etc. Desde la cima del monte se pueden vislumbrar la totalidad de la península de O Morrazo, la ría de Vigo y la de Pontevedra. Las mejores vistas del lugar se consiguen desde la torreta de vigilancia que hay en la cima.

4-Guardianes de piedra

Castillo de Sobroso (Pontevedra). | Turismo Rias Baixas

Bellos castillos, murallas y torres fueron testigos de mil batallas en Rías Baixas. Paisaje e historia se entremezclan en perfecta armonía en la provincia de Pontevedra a través de su rico patrimonio fortificado y sin duda, sus dos imprescindibles son el castillo de Soutomaior, centro de poder de gran relevancia en España y Portugal en la época medieval, y el castillo de Sobroso, en el que fue sitiada la reina Doña Urraca. ¡También podrás pasear por sus jardines o participar en sus múltiples actividades, no dudes en preguntar!

5-Sanxenxo, más que sol y playa

Mirador As Canteiras, en Montes de Noalla. | D. R.

Desde el mirador de As Canteiras, en Noalla, uno puede apreciar la totalidad de la playa de A Lanzada y, en el horizonte, siempre esperándonos la isla de Ons. Desde aquí salen varias rutas de senderismo para conocer la zona, por lo que te proponemos que hacia el atardecer tengas la cámara en tu mano, dispuesta a conseguir una fotos preciosas con esta luz atlántica que tanto nos caracteriza.

6-Entre petroglifos y con vistas a la ciudad

Mirador de A Caeira. | Joaquín Barreiro Cajaraville

En el concello de Poio tenemos un punto ideal: el mirador de A Caeira, desde donde, como si de una metáfora del paso del tiempo se tratase, pueden admirarse simultáneamente los petroglifos de A Caeira y el skyline de la ciudad de Pontevedra. Por el camino, trazado por un sendero de madera, nos encontramos dos parques infantiles, un merendero y el Centro Arqueológico de A Caeira, que se dedica a contextualizar los petroglifos de la cima y a explicar diferentes aspectos de la Edad del Bronce. Ya en la cima las vistas de la ciudad y el río Lérez serpenteando entre los edificios nos dejan una de las mejores fotos posibles de Pontevedra.

7-Rías Baixas: cruce de Caminos

La catedral de Tui, uno de los hitos monumentales del Camino de Santiago. | Carlos Prieto

Seis bellas rutas jacobeas atraviesan la provincia de Pontevedra. Desde Portugal, la Meseta, e incluso por mar. Las vías para recorrer el Camino de Santiago en la provincia Pontevedra son espléndidas y variadas, y todas ellas atesoran un encanto especial. Hasta seis rutas cruzan este destino por el interior y la costa y ofrecen experiencias inolvidables. Naturaleza, patrimonio, cultura y gastronomía se dan la mano en estos bellos itinerarios. Dos de ellos proceden del país vecino: el Camino Portugués y el de la Costa. Otros dos, la Vía de la Plata y el Camino de Invierno, se adentran en la provincia por el interior. Uno más, la Ruta do Mar de Arousa e do Río Ulla, cubre en barco el último trecho de la legendaria travesía de la barca de piedra con los restos del Apóstol. Y el último sigue por la comarca de O Salnés el camino del Padre Sarmiento en su Viaje a Galicia, de 1745. Las y los caminantes encuentran a su paso, según la ruta que elijan, acantilados, playas, fervenzas, fragas, pazos, ciudades históricas y villas termales o marineras. Los formidables paisajes de As Rías Baixas se suceden y dejan una huella imborrable en las y los caminantes.

8-El valle desde a Pedra da Serpe 

Castro de Penalba (Campo Lameiro). | D. R.

En Campo Lameiro existe una pequeña montaña que alcanza los 432 metros y que se le conoce como Monte Agüeiros. En el, se encuentra el castro de Penalba cuyos orígenes datan ni más ni menos que en el siglo IX a.C. Sabemos de su antigüedad debido a los hallazgos de semillas y cereales calcinados por un incendio durante la época de habitabilidad del castro. Uno de los detalles más importantes de este asentamiento es la presencia de una gran piedra en la croa del castro que contiene un grabado de una serpiente, animal mitológico y mágico para la cultura castrexa. Desde ella se puede observar una gran panorámica de Campo Lameiro y de los valles de Lérez y de sus afluentes. 

9-Arousa, Pontevedra y Vigo, las tres rías

Serra do Cando. | D. R.

Punto sorprendente de la geografía gallega, el mirador de las Tres Rías ofrece vistas  panorámicas amplias de las Rías Baixas (Arousa, Pontevedra y Vigo) con la peculiaridad de hacerlo desde la sierra O Cando, en el interior de la provincia de Pontevedra y parte del conjunto de sierras de la Dorsal Central Galega. El mirador de las Tres Rías se sitúa en el monte Seixo, conocido como la “Montaña Máxica” por la presencia de diversos elementos como A Porta do Alén o O Marco do Vento relacionados con el más allá. El paisaje de montaña está acompañado por la presencia de ganado en libertad, constituyendo escenas de gran belleza con vistas del curso alto del río Verdugo y de la vecina sierra de O Suído, de similares características.

10- Puente colgante de Xirimbao

Puente colgante O Xirimbao.  | D. R.

El área de recreo de O Xirimbao se localiza en el río Ulla, formada por los cotos de pesca de Ximonde y de Xirimbao. En épocas pasadas el río Ulla era muy apreciado debido a la abundancia de salmón en sus aguas. A mediados del siglo XX se llegaron a pescar cerca de medio millar de unidades, por lo que podemos considerar este lugar un pequeño refugio natural que en este momento vela por la cría y reproducción de este animal. En esta área destaca el famoso puente colgante de O Xirimbao, conocido también como Pasarela Mariola, que une las provincias de Pontevedra y A Coruña. Fue construido en 1964 para poder cruzar de un coto al otro, siendo este uno de los más largos de Galicia. Es un espacio natural con senderos que discurren al lado del río donde disfrutar de bellas estampas, un lugar que invita al paseo y disfrute de la naturaleza