Roma cobrará una tasa de alojamiento a los turistas

El Ayuntamiento de Roma comenzará a cobrar a los turistas a partir del 1 de enero de 2011 una tasa de alojamiento para los servicios turísticos de la ciudad.

La Concejalía del Ayuntamiento de Roma ha aprobado un gravamen que tiene como objetivo "garantizar a lo turistas una mejor acogida y mejores servicios". Esta tasa se aplicará a partir del 1 de enero de 2011 y está destinada a todas aquellas personas que se alojen en cualquier establecimiento turístico de la ciudad de Roma con excepción de los albergues.

Este impuesto se pagará al final de la estancia y será aplicado a todos aquellos que hayan reservado y pagado anticipadamente su estancia a través de una agencia de viajes o de un operador turístico y que, por tanto, a su llegada al establecimiento hotelero hagan entrega del bono por la reserva prepagada. Asimismo, y dado que la característica principal del gravamen no es el servicio turístico que se recibe, sino el mero hecho de alojarse en uno de los establecimientos de la ciudad, la tasa también les será aplicada a todos aquellos que, en virtud de acuerdos contractuales, no paguen el servicio turístico (por ejemplo: guías, conductores de autocares turísticos, etc.). Por el contrario, estarán exentos del gravamen los niños menores de dos años.

Las tarifas son de 2 € por persona y noche hasta un máximo de 10 días en campings, alojamientos rurales, Bed Breakfast, alquiler de habitaciones, casas y apartamentos turísticos y hoteles de hasta tres estrellas. En el caso de los hoteles de 4 y 5 estrellas este impuesto será de 3 € por persona y noche, hasta un máximo de 10 días.