Roma apuesta por la arquitectura de vanguardia

Parece ser que el éxito de Bilbao, que ha sabido atraer a multitud de turistas enamorados por su radical cambio de imagen tras la construcción del vanguardista Museo Guggenheim de Frank Gehry, el Metro de Norman Foster y el puente peatonal de Santiago Calatrava, no ha pasado desapercibido para Roma, que está dispuesta a imitar la misma fórmula de grandes obras de ingeniería firmadas por arquitectos de prestigio para continuar siendo uno de los más notables destinos turísticos del planeta. Para empezar a abrir boca, en abril de 2006 está prevista la apertura del museo Ara Pacis, obra del arquitecto neoyorquino Richard Meier, y para el mes de diciembre se pondrá fin a otras dos importantes construcciones: la Feria de Roma, diseñada por Tommaso Valle, y la Nuvola, un original centro de congresos proyectado por Massimiliano Fuksas. Pero la historia no acaba aquí, ya que también existen otros dos proyectos en marcha: la estación de alta velocidad de Tiburtina, de Paolo Desideri, y el Museo de Arte Contemporáneo Maxxi, de Guido Reni, que prometen convertirse en los nuevos reclamos turísticos de la Ciudad Eterna.

Información: www.romaturismo.com