El Roadtrip para contar: viaje por los pueblos más bellos del sur de Francia

Saint-Cirq-Lapopie, Conques y otras desconocidas joyas te aguardan

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: S. Greg Panosian / ISTOCK

El sur de Francia es una auténtica caja de sorpresas. Tan cercano y tan desconocido, en ocasiones, aglutina espacios naturales increíbles junto a algunas de las poblaciones más bellas de toda Francia.

Carcassonne, FranciaLa ciudad amurallada de Carcassonne es, probablemente, uno de los lugares creados por el hombre más bellos de Francia. Este conjunto arquitectónico es de origen medieval y se comenzó a restaurar en el siglo XIX de la mano de Eugène Viollet-le-Duc, arquitecto, arqueólogo y escritor francés. Desde 1997 forma parte de la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. | Luigi Vaccarella/Grand Tour/Grand Tour/Corbis

Es cierto que varias de las localidades más próximas a la frontera son destino habitual; otras, como Carcassonne, son parada obligada en el país de los cátaros. Mientras, algunas otras partes de la franja meridional del país vecino nos resultan ajenas e insospechadas cuando, sorprendentemente, constituyen algunas de las más atractivas de su territorio.

La Ciudadela de Carcassonne está amurallada por lo que necesita puentes para salvar los fosos. | René Mattes/Hemis/Corbis

Es por ello que nos sumergimos aquí en una ruta que nos permitirá descubrir algunos de los pueblos más bellos del sur de Francia, en un viaje que nos hará soñar…

Un Roadtrip hacia el pasado con todo el encanto del país galo

Comenzamos nuestra andadura partiendo desde Toulouse hacia el nordeste, encaminándonos hacia los departamentos de Tarn, Lot y Aveyron. Tres territorios no demasiado inundados por turistas que han mantenido gran parte del encanto orilla. La primera parada nos lleva hasta Cordes-sur-ciel, nuestro representante del departamento de Tarn. Votado hace no muchos años como el pueblo preferido por los franceses, no es muy conocido fuera de sus fronteras, aunque la belleza de las casas góticas de este pueblo medieval, encaramado a lo largo de una colina, no deja indiferente.

ChrisAt / ISTOCK

Pasear por sus calles estrechas y empedradas es un auténtico placer, protegidas por varias líneas defensivas que rodean la población, hasta llegar a la plaza del mercado con su característica cubierta, objeto de leyendas. Abandonamos Cordes-sur-ciel para dirigirnos a Najac, ya en el departamento de Aveyron, considerado también uno de los pueblos más bonitos de Francia y con una configuración parecida al caso de Cordes-sur-ciel. Aún más pronunciado el caso de Najac, el pueblo reposa sobre un promontorio alargado a través del cual se disponen las casas alineadas a los flancos de una calle principal que atraviesa la población de lado a lado hasta llegar a su inconfundible castillo.

Olivier DJIANN / ISTOCK

El espectáculo desde lo alto de esta fortaleza es sublime, con los bosques extendiéndose más allá de los meandros que forma el río Aveyron y la formidable estampa de Najac a sus pies. La tercera de nuestras paradas nos lleva algo más al norte, al departamento de Lot, donde el Parque Natural Regional de Causses du Quercy abriga los bellos acantilados que se ciernen sobre el río Lot, en cuyos márgenes se asientan poblaciones como la de Saint-Cirq-Lapopie.

garethkirklandphotogrphy / ISTOCK

 Otro de los pueblos más bonitos de Francia, enclavado sobre las faldas de una elevación rocosa, formando un balcón de preciosas casas tradicionales y vegetación que se asoma sobre las aguas. Aun siendo, seguramente, el más turístico de los pueblos de nuestra ruta, su complicada accesibilidad ha preservado este rincón lleno de encanto del histórico Quercy.

Seguimos ruta hacia el este para adentrarnos de nuevo en el departamento de Aveyron, donde nos espera la comuna de Conques, importante centro de peregrinaje del Camino de Santiago debido a su majestuosa Abadía de Sainte-Foy, uno de los templos más emblemáticos del románico francés.

Olivier DJIANN / ISTOCK

 La abadía, que sobresale sobre el horizonte de los tejados de la preciosa villa medieval, se rodea de verdor y casas de entramados que forman una conjunción llena de magia.  

Aún en el departamento de Aveyron, nos alejamos de Conques con dirección a Belcastel, otra población medieval que, como su nombre indica, destaca por la presencia de un castillo del siglo XI que se alza sobre las vetustas casas de piedra que se aglutinan a sus pies.

Tratándose de otro de los pueblos incluidos en la categoría de los más bonitos de Francia, no es de extrañar que esta pequeña aldea de apenas 50 habitantes, con su icónico puente sobre el río Aveyron, sea una de las paradas obligadas de la zona.

S. Greg Panosian / ISTOCK

Ya por último, y antes de finalizar nuestra ruta por carretera enfilando la vuelta en dirección a Toulouse, vale mucho la pena hacer un pequeño desvío de nuestra ruta circular para proseguir hacia el nordeste en busca de la comuna de Espalion que, al igual que Belcastel, nos recibe con un carismático puente del siglo XIII que cruza, en este caso, el río Lot.

La postal del puente y sus llamativas casas abalconadas a lo largo del curso del agua es una de las más bellas que podemos encontrar en el país y nos dejará un excelente sabor de boca en nuestro particular viaje por el sur de Francia.