Rione Parione en Roma

Lo moderno y lo eterno conviven en el barrio más céntrico de Roma. Esta mezcla da forma al actual carácter de la ciudad y se descubre paseando por sus calles secundarias repletas de originales locales, boutiques y cafés.

Marta Copeiro

La ajetreada vida del centro romano se articula lo mismo por amplias vías que por estrechas callejuelas donde resulta facilísimo perderse, pues paradójicamente no siguen demasiado la famosa cuadrícula romana. Roma es ecléctica y caótica en sus formas y en su contenido, pero logra una belleza difícilmente igualable. En el céntrico distrito de Parione convergen locales con encanto que se suceden entre iglesias barrocas y hermosas plazas como la de Campo dei Fiori y Navona. Precisamente de esta última surge la peatonal Via dei Coronari, una de las zonas más interesantes para compaginar compras originales mientras se descubren rincones llenos de belleza e historia. Allí, entre edificios del siglo XV y XVI, abren tiendas de antigüedades, joyas y artesanías, junto a modernas boutiques de diseño. Es el caso de Brandizzi (1), especialistas relojeros y joyeros desde 1887 en cuya tienda se descubren fascinantes piezas de época (V. dei Coronari, 10. www.brandizzi.com). Sin cambiar de calle se puede visitar una de las galerías de arte más renombradas por su particular fusión entre lo antiguo y lo moderno, Essere/Avere (2) (V. dei Coronari, 118. www.essereavere.com), y una boutique de culto dedicada al diseño de complementos hechos en cuero, Il Bisonte (3) (V. dei Coronari, 105. www.ilbisonte.com).

Un buen lugar para descubrir las propuestas más vintage se encuentra entre las plazas Navona y Campo dei Fiori. Se llama People (4) (Via del Teatro di Pompeo, 4/a. t 00 39 06 687 40 40) y está lleno de todo tipo de complementos -entre otros de Balenciaga, Hermès, Bvlgari y Gucci-, en especial bolsos y joyas con un estilo que va de los años 60 a los 80. Otro lugar destacado es Bohemienne (5) (V. dei Cappellari, 96. t 00 39 06 688 040 11), con una original colección de ropa, zapatos y complementos. Y para inspirarse con lo último del diseño made in Italy, el mundo de la decoración tiene su espacio protagonista en un palazzo del XVII donde abre sus puertas Spazio Sette (6) (V. Barbieri, 7. www.spaziosette.it).

Para tomar algo en los alrededores y disfrutar de un poco de dolce far niente mientras se observa el deambular de la gente por la alfombra de sampietrini -el empedrado romano que cubre todas las callejuelas del centro- se impone la tradición y el empaque del Caffè della Pace (7) (V. della Pace, 3. www.caffedellapace.it), punto de encuentro de turistas, artistas y gente guapa. También merece la pena descubrir el ambiente cuidado y ecléctico de Etablì (8) (Vicolo delle Vacche, 9. www.etabli.it), un precioso local donde lo mismo se puede disfrutar de una copa de vino como cenar y proseguir la velada degustando cócteles.

Dos lugares exclusivos para dormir
Una sugestiva opción para pernoctar en esta zona es el Relais Palazzo Taverna(9), un palacete del siglo XV reconvertido en un coqueto hotel con mucho gusto (V. dei Gabrielli, 92. www.relaispalazzotaverna.com). Y a pocos metros de la sede expositiva del Chiostro Bramante (www.chiostrodelbramante.it), donde además de arte hay un interesante café, se encuentran las suites del exclusivo Navona Palace (10) (V. della Pace, 36. www.navonapalace.com).

Cómo ir
Los aeropuertos de Roma son Fiumicino y Ciampino. Ambos están conectados con gran número de destinos españoles a través de compañías como Iberia (www.iberia.com) o Alitalia (www.alitalia.com).