El rincón secreto de Omán

¿Conoces las joyas arquitectónicas y naturales que esconde Omán?

VIAJAR
 | 
Foto: Anantara Al Jabal Al Akhdar Resort

En la costa suroeste de la península arábiga se ubica Omán, un país que acoge en su interior grandes joyas arquitectónicas y naturales. Entre sus imponentes construcciones se encuentran el Fuerte de Nizwa, construido en el XVII, el Fuerte de Bahla, del siglo XV y el Jabreen Castle, un castillo que fue construido en 1670 y que es considerado la “joya de la coronación” de los fuertes del sultanato.

Las vistas de Omán se extienden desde el Wadi Ghul, conocido como el Gran Cañón otomán hasta la montaña “Jebel Shams”, la más alta del país. También se puede visitar el pueblo de Misfat Al Abriyeen, que a 1000 metros sobre el nivel del mar cuenta con bellos paseos y casas antiguas, o admirar las vistas del manantial de Wadi Tanuf.

Asimismo, el reflejo cultural de Omán puede verse a través de los estrechos callejones del mercado tradicional de Nizwa, conocido como “Nizwa Souq”, donde descubrir el arte local y la artesanía, siguiendo el laberinto de estrechos caminos entre piedras y casas de barro de las colinas de Bilad Sayt o explorando el Birkat Al Mouz, un valle de 400 años de edad. ¡Son visitas obligadas del país!

Pero sin duda, uno de los escenarios más espectaculares de Omán es su cadena de montañas Al Hajar, un paisaje que se extiende a lo largo de 300 kilómetros de noreste a sureste y en el que se encuentra el punto más alto del este de Arabia, la montaña Jebel Shams o “Montaña del sol”, a 3000 metros de altura.

Anantara Al Jabal Al Akhdar Resort

Descubrir todos estos lugares es posible además si disponemos de un buen alojamiento. Situado en medio de los contornos rocosos de la meseta Saiq -al norte del país-, está Anantara Al Jabal Al Akhdar Resort. Además de ser un buen punto de partida para conocer Omán, este resort de 5 estrellas ofrece a sus visitantes unas impresionantes panorámicas desde su mirador Diana’s Point -ubicado en el corazón del resort- y que era el punto favorito de Lady Di en el país.

Anantara Al Jabal Al Akhdar Resort ofrece a sus huéspedes excursiones y rutas en bicicleta de montaña además de actividades como tiro de arco, rápel o pista de tenis. De sus 115 habitaciones, 82 de ellas tienen vistas al cañón y 33 villas disponen de piscina privada. Un espacio de lujo que sumerge a sus huéspedes en la cultura de Omán y les permite admirar su legendaria Jebel Akhdar o “Montaña verde”, además de todo su paisaje rocoso.