Restaurantes para degustar pescado asado en Guipúzcoa

Tayo Acuña
 | 
Foto: Tayo Acuña

La parrilla es una manera de cocinar que parece fácil, pero no lo es, y menos si hablamos de pescados con unos puntos de cocción muy críticos. Aquí no hay mandos, ni botones, ni medidores de temperatura, ni relojes... todo es un juego de habilidad (subir y bajar la parrilla, juntar y separar las brasas...) y conocer muy bien la materia prima que se pone en la parrilla. En esto, como en todo, cada asador tiene sus preferencias: maderas de encina, sarmientos, carbón de encina, hierbas para aromatizar... Los pescados más demandados son el besugo y el rodaballo, que asan enteros y trocean en la sala delante del cliente. Los asadores de Guipúzcoa han llevado estas técnicas hasta los manteles de sus restaurantes, con gran éxito. Estos son algunos de los mejores.