Restaurantes mallorquines para sibaritas

Desde que fue descubierta por escritores y artistas románticos, la isla balear ha recorrido un largo trecho. Demasiado, quizá, si se mira a los excesos urbanísticos; pero su larga y saludable carrera la ha encumbrado a la cúspide del refinamiento, sin perder su atributo original -hecho eslogan- de "isla verde", bañada por la calma.