Si quieres inspiración fíjate en estos siete pueblos franceses

Rincones poco conocidos en España que te harán aflorar la sensibilidad

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Benoitbruchez / ISTOCK

Francia es el país perfecto para inspirarse. Sus paisajes son mundialmente conocidos y el campo galo es como un cuidado jardín. El eterno cuadro que ha inspirado para sus obras a numerosos pintores y todo tipo de artistas.

Muchos de sus pueblos permanecen aún en el plano de lo desconocido para una gran parte de viajeros, a pesar de ser magníficos lugares capaces de despertar nuestra sensibilidad gracias a su belleza. Estos son algunos de ellos.

Josselin

El pueblo bretón de Josselin, a una hora por carretera de Rennes, se asienta junto al río de L’Oust desde hace más de un milenio. La imagen de su castillo en un saliente rocoso que se asoma al curso fluvial es realmente evocadora. Una construcción que no puede sino hacernos imaginar otros tiempos, al igual que el efecto que nos provocan tanto la basílica de Notre-Dame du Roncier como las calles y plazas del casco histórico, con espacios tan embriagadores como el restaurado barrio de Sainte-Croix y sus casas medievales de entramados de madera.

RnDmS / ISTOCK

Saint Montan

La comuna de Saint Montan es uno de esos lugares que guardan la esencia de lo antiguo y del paso del tiempo. Abandonado en los años sesenta hasta quedar en ruinas, afortunadamente fue enteramente restaurado gracias a la Asociación de Amigos de Saint Montan y la ayuda de miles de voluntarios, y hoy en día encontramos un pueblo que pareciera sacado de una postal del siglo XIII.

gkuna / ISTOCK

Perteneciente a la región de Ródano-Alpes, este pueblo situado a mitad de distancia entre Lyon y Marsella forma una simbiosis con el entorno de las gargantas de Sainte Beaume y nos regala una visión medieval encabezada por los vestigios de su castillo en lo alto del promontorio en el que se asienta el conjunto de empinadas calles.

Gerberoy 

Al norte de París, en la región de Picardía, Gerberoy es uno de los pueblos con mayor encanto de todo el país. Un lienzo preparado para ser pintado que ha sido incluido en la lista de los Pueblos más bonitos de Francia.

rdou / ISTOCK

Conocido como «el pueblo de las mil rosas», las flores decoran las calles empedradas y las casas de entramado, al mismo tiempo que visten jardines tan increíbles como los del pintor Henri Le Sidaner, sobre las ruinas del castillo, o los jardines de Ifs.

Locronan

Volvemos a la Bretaña para llegar hasta otro de los lugares pertenecientes al grupo de los Pueblos más bonitos de Francia. El conjunto de casas de piedra con tejados de pizarra, en una población libre de circulación rodada, ha sido el escenario ideal para varias producciones cinematográficas.

LianeM / ISTOCK

Antiguo centro de producción de velamen para los barcos, es hoy en día un lugar ideal para perderse alrededor de sus icónicas Plaza de la Iglesia y la calle de Saint-Maurice.

Semur-en-Auxois

La región de Borgoña nos regala una población desconocida que, sin embargo, es seguramente uno de los pueblos más interesantes y bellos del país.

lucentius / ISTOCK

Perdido en tierra de nadie, sus tejados rojos sobre el río Armançon, el puente Joly, las impresionantes torres despuntando hacia el cielo y las murallas forman un paisaje urbano como pocos.

Recorrer sus calles es una experiencia cautivadora y los mil detalles que uno encuentra a cada paso no dejan de sorprender ni un instante.

Lucéram

Lucéram es un pueblo distinto. Una comuna como no podríamos esperarnos encontrar en Francia. Su aspecto y el paisaje montañoso que lo rodea nunca nos harían adivinar que nos encontramos a tan solo 25 kilómetros de la glamurosa ciudad de Niza. Esta población de los Alpes Marítimos es una auténtica joya del valle del Paillon.

RolfSt / ISTOCK

Un tesoro medieval fortificado situado en la antigua Ruta de la sal, cuyas casas e iglesia de Santa Margarita, de tonos pastel, así como sus calles dispuestas a lo largo de la ladera no dejan dudas de que responden a un estilo completamente diferente a lo que estamos acostumbrados a encontrar en el país galo.

Saint-Paul de Vence

No muy lejos de Lucéram, también próxima a Niza, se encuentra la comuna de Saint-Paul de Vence, posiblemente uno de los lugares de Francia más apreciados por los artistas, varios de los cuales se instalaron temporalmente en la población.

faracowski / ISTOCK

Renoir, Miró, Picasso, Cocteau, Amadeo Modigliani, Matisse, Chagall… no pudieron escapar a la fuerte atracción de esta población situada en lo alto de una colina. Rodeada de murallas y bajo la influencia del clima mediterráneo, dejarse perder por sus calles significa toparse con rincones llenos de romanticismo. Esculturas, fuentes, plazoletas, miradores, galerías de arte y un ambiente hechizante.