Queenstown, adenalina austral

Los Alpes neozelandeses, entre glaciares y fiordos, componen el entorno espectacular donde se ubica, a orillas del lago Wakatipu, la ciudad de Queenstown, una de las capitales del turismo de aventura.

Los Alpes neozelandeses, entre glaciares y fiordos, componen el entorno espectacular donde se ubica, a orillas del lago Wakatipu, la ciudad de Queenstown, una de las capitales del turismo de aventura. Parte de la diversión se centra alrededor de lagos y ríos cercanos -como el Dart, el Shotover y el Kawarau-, donde se puede hacer rafting, transitar en trineo acuático, ir en jet-boat -bote con motor de propulsión- o bien practicar boggie-boarding, paracaidismo, parapente y, sobre todo, bungy o salto con gomas elásticas. Pero, sin duda, la mejor forma de conseguir que suba la adrenalina es con el salto. Uno de los más prestigiosos especialistas, AJ Hackett (www.ajhackett.com), tiene su centro de operaciones en pleno centro urbano. El mejor lugar donde iniciarse es el histórico puente en suspensión de Kawarau, con 43 metros de altura. Los más avezados eligen el Skippers Canyon Bridge (71 metros) o el Pipeline (102 metros). Los ríos Shotover y Kawarau ofrecen distintos enclaves donde hacer rafting clasificados por nivel de dificultad. Pero también se puede optar por un ritmo mucho más lento, y hacerse un crucero por los fiordos y Stewart Island en el barco a vapor de paleta TSS Earnslaw (www.realjourneys.co.nz), jugar al golf mientras se aloja en el complejo de Millbrook (www.millbrook.co.nz) o ir de compras por las coquetas tiendas urbanas.
www.newzealand.com