Puerto Rico, lejos del "todo incluido"

La isla caribeña apuesta por un turismo amante de la aventura y la naturaleza y se aleja de sus vecinos donde el "todo incluido" está a la orden del día.

Los amantes de la naturaleza y el deporte de aventura encontrarán en Puerto Rico un oasis al que viajar y disfrutar. Su seguridad permite que los turistas puedan alquilar un coche para descubrir rincones como El bosque El Yunque, el parque natural de Toro verde, las bahías bioluminiscentes o las playas casi vírgenes de Vieques.

En cuanto a los deportes de aventura, el ala delta, la escalada o las tirolinas de infarto están a la orden del día. En este sentido, la reciente apertura de "El Monstruo", la tirolina más larga del mundo, certificada por el Libro Guinness de los Récords, ofrece un mayor incentivo si cabe para aquellos que quieren disfrutar del turismo de aventura. Además, a través del senderismo y del submarinismo se pueden conocer a fondo los frondosos bosques y el fondo marino portorriqueños, respectivamente.

En cuanto al alojamiento, la denominadas Posadas son una red de pequeñas y medianas hospederías urbanas, temáticas, sostenibles y de alta calidad que se encuentran repartidas por varias regiones de la isla y que permiten al viajero sumergirse de lleno en la cultura puertorriqueña y alejarse del mundanal ruido.

En cualquier caso, Puerto Rico cuenta con una oferta turística muy amplia que va desde el turismo de compras, al cultural -gracias a su amplia historia- o de ocio, donde se incluye una interesante vida nocturna, una rica gastronomía e impresionantes playas en las que descansar.

// Outbrain