El puente colgante peatonal más largo del mundo está a punto de abrir en Portugal

Muy cerca de Oporto, está nueva atracción turística está a punto de convertirse en el nuevo icono de Portugal. 

Lucía Martín García
 | 
Foto: CMA

Su nombre es 516 Arouca, y no es aleatorio, hace referencia precisamente a una de las características que está a punto de convertirlo en un ícono mundial para el resto de los tiempos: su longitud. Este puente mide exactamente eso, 515 metros, y aunque aun no hay una fecha exacta para su apertura, todo apunta a que será dentro de muy muy poco ya que están ultimando con los detalles finales. 

Será el puente colgante peatonal más grande del mundo y se encuentra muy cercano a la ciudad portuguesa de Oporto. Esta enorme estructura cruza el río Pavia, y medirá unos 170 metros aproximadamente. Ya avisamos de que no es apto para aquellos que tengan miedo a las alturas. 

Sin duda este puente se ha convertido en un nuevo record desbandando al espectacular Charles Kuonen Suspension Bridge de Suiza, que con 494 metros lideraba el ranking hasta el momento. 

Martín Burguillo / ISTOCK

El suelo del puente está construido con una reja metálica que permite ver todo lo que tenemos bajo nuestros pies, a unos 175 metros de altura, nos encontramos por ejemplo con el curso del río Pavia, entre otras cosas. El estudio de arquitectura Itecons ha sido el encargado de llevar a cabo este proyecto. Como se puede apreciar en las fotografías, tiene una estructura muy fina, casi parece mentira que pueda mantenerse, pero todo está pensado al milímetro. Esta hecho así para que ofrezca la mínima resistencia al viento y de esta forma evite los posibles movimientos laterales cuando este sople con rachas fuertes. Los cables y mallas rígidas que lo componen lo convierten en un puente seguro del que poder disfrutar sin peligro ni preocupación. 

516 Arouca

El puente es sin duda el destino perfecto para los amantes de la naturaleza que ofrece esta zona de Portugal ya que se encuentra dentro de una ruta senderista de ocho kilómetros de recorrido por las laderas del río Paiva, dentro del Geoparque de Arouca, incluido en la Red Global de Geoparques de la UNESCO.  Desde el mismo puente se podrán contemplar, entre otras muchas cosas, las cascadas de Aguieiras, el puente de Alvarenga, la garganta del río Paiva, las playas fluviales de Areinho y Vau y los pueblos de Espiunca y Canelas. 

Para los que se lo estén preguntando, curzar el puente tendrá un coste, y será de 12 euros por persona, 10 euros para estudiantes y mayores de 65 años. Además habrá packs familiares o para amigos.