Todo lo que puedes hacer este otoño en Alentejo

La estación nos muestra otra cara de la región portuguesa, más irresistible si cabe

Redacción Viajar
 | 
Foto: D.R

El verano más atípico llega a su fin y la vuelta a la rutina se hace más complicada que nunca. Nos apetece continuar viajando, desconectar de nuevo y disfrutar de unos días de relax cerca de casa y con seguridad. El otoño es una época ideal para ello, pues la temperatura se mantiene perfecta sin mucho frío ni demasiado calor para visitar nuevos lugares y realizar actividades al aire libre.

En Alentejo este otoño llega con planes para toda la familia, donde los más pequeños y los más mayores podrán disfrutar de unos días irrepetibles en la región. Estas son algunas de las actividades más divertidas que encontrarás en Alentejo.

D.R

Para los más aventureros:

En un entorno increíble lleno de encanto, podrás disfrutar de Alvito de una forma aventurera. Situada en un terreno elevado donde se divisa la llanura alentejana y alrededor de su notorio castillo donde actualmente se encuentra la Pousada de Alvito. Las casas blancas del pueblo otorgan a Alvito un inconfundible carácter rematado con arcos de corte manuelino.

En la zona fronteriza de Alentejo con España, destaca un conjunto de once recorridos que se localizan entre la zona de influencia del río Guadiana y del embalse de Alqueva, una región de gran diversidad paisajística, natural y patrimonial. Esta red de pequeños senderos peatonales, con distancias entre los 8 y los 20km y con grado de dificultad de fácil a difícil, hacen un total de 159km de rutas, que buscan representar lo mejor del territorio de cada uno de los municipios incluidos.

D.R

Si lo que se prefiere es una aventura fluvial, llena de adrenalina, en la que no vale el descanso, ¡esta es tu escapada! Canoas, hydrospeed de profundidad y descenso de ríos serán las actividades que tendrán lugar en `Azenhas da Seda´, una vez superado el día se podrá recuperar el aliento con un picnic y disfrutar de la playa fluvial. 

Escapada gourmet:

Los aromas de Alentejo comienzan con la llegada a Beja y su estancia en la Pousada de la ciudad. Su restaurante ofrece sabores de la región: sopa de hierbabuena, bacalao, sopa de lechal al estilo de Beja y torta de almendras. Una muy buena opción es realizar un safari por los viñedos de la finca Herdade da Malhadinha Nova con visita a la bodega y, por supuesto, degustación de vinos y aceites de oliva para un posterior almuerzo.  Combina la escapada gourmet con una visita histórica a las ciudades de Beja y Évora.

D.R

Para los culturetas:

A tan solo 4 horas de Madrid, junto a la frontera con España, se encuentra Marvão. Esta pequeña villa medieval se ha conservado prácticamente intacta siendo uno de los pueblos más bonitos de la región. Es verdad que Marvão se puede visitar en un día, pero no se puede dejar pasar la oportunidad de alojarse en la Pousada de Marvão para disfrutar de la salida del sol desde el castillo. La Pousada se integra en el trazado típico de las casas de la ciudad y destaca por su atmósfera acogedora y tranquila. Cerca se encuentra Castelo de Vide, perfecto para una visita a pie combinada con “petisco” o lo que nosotros llamamos tapas.

D.R

Una muy buena noticia es la vuelta del festival Terras Sem Sombra con diferentes conciertos repartidos por la geografía alentejana del 4 de octubre al 12 de diciembre. La 16º edición de este aclamado festival que tuvo que aplazarse debido a la pandemia vuelve para llenar de música y promover a través de diferentes programas la biodiversidad.

Y las familias también tienen su espacio en Alentejo:

Alentejo piensa en las familias con niños y te propone una escapada cerca de Alcácer do Sal donde se podrá visitar Porto de Rei, el punto interior más lejano hasta el que subían las embarcaciones que poblaban el Sado. Un pequeño palacio junto a la orilla, aunque en ruinas, hará viajar a los pequeños hasta los tiempos en el que el río era vital en el comercio entre el Atlántico y el Mediterráneo. El embalse Vale del Gaio es un lugar perfecto para pasear tanto a pie como en bicicleta o atreverse a coger unas barcas a remo.

D.R

Y, para terminar el plan en familia, si te gustan las emociones fuertes y buscas conocer Alentejo desde otra perspectiva diferente, no puedes dejar pasar la oportunidad de sobrevolar el lago Alqueva en globo. Los colores del campo alentejano te dejarán ensimismado. Libre como un pájaro, descubrirás porqué Alentejo es una región sin rival. Ni pequeños y mayores olvidaréis este viaje.