Así es el pueblo con el nombre más largo del mundo

Se llama Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysilliogogogoch (no es broma) y lo encontramos en Gales

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: FatManPhotoUK / ISTOCK

Sirva como advertencia que en este alocado ránking del nombre-más-largo-del-mundo, existe una gran controversia. Porque hay quien sitúa tan estrambótico título en Nueva Zelanda, en una colina de la Isla Norte cuyo topónimo consta nada menos que de 85 letras, por lo que ha sido aceptadao por el Libro Guinness de los Récords, que lo avaló como el nombre del lugar más largo de todo el planeta.

Pueblo nombre más largo del mundo
hipproductions / ISTOCK

Pero el pueblo, como tal, el núcleo urbano con la denominación más larga del globo terráqueo, lo hemos encontrado en el (por otra parte) diminuto país de Gales, cuya extensión es un poco menor que la de Galicia.

Escrito en galés

Aquí, en la llamada Isla Anglesey, en pleno mar de Irlanda, conectada a la costa norte por dos puentes, no sólo hallamos ruinas megalíticas y restos sagrados de los druidas. Descubrimos también un topónimo infinito e indescifrable. Se trata de (tomen nota): Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysilliogogogoch. No es broma. Es el nombre de un pueblo y está escrito en galés tanto a la entrada del mismo como en la estación de tren.

jackcousin / ISTOCK

Llanfair PG o Llanfairpwllgwyngyll (así son, claro las abreviaturas que comúnmente se emplean) viene a ser algo así como “La iglesia de María en el hueco del avellano blanco cerca de un veloz remolino y la iglesia de San Tisilio cerca la ermita de la cueva roja”. Algo muy ilustrativo de lo que se encuentra en este lugar, alejado de las rutas turísticas y sin más interés que el de la curiosidad de su nombre.

Sello en el pasaporte

Tanto es así que, para dar testimonio de su veracidad, los escasos visitantes no sólo pueden hacerse una foto junto al kilométrico cartel sino también sellar su pasaporte con tan curioso destino en una oficina del ayuntamiento, donde conceden este guiño obviamente sin validez.

GAPS / ISTOCK

Más allá del asombro que suscita, su extensa condición ha dado pie a múltiples curiosidades. Una de ellas fue la vez en la que apareció en un crucigrama (no queremos imaginar el tamaño) y se convirtió de pronto en la palabra más extensa escrita en estos pasatiempos (sí, entró en el récord Guinness por ello). Otra cuando fue incluida en una edición especial del Monopoly. Y otra cuando fue mencionada en una película de los años 60 llamada Barbarella.

Lukassek / ISTOCK

Pero tal vez la más divertida es cuando el hombre del tiempo se empeña en pronosticar el clima de este lugar impronunciable. Muchos se sorprenderían de cómo es capaz de decirlo sin equivocarse (o eso creemos) en una sola de las 58 letras.