¿Es este el pueblo más bonito de Italia? Lo comprobamos 'in situ'

Así es Tropea, el borgo más bonito de Italia que enamora a todo aquel viajero que lo visita

Miriam González
 | 
Foto: graemenicholson / ISTOCK

Italia nunca dejará de sorprendernos. La belleza del país con forma de bota es única en el mundo, desde sus altísimas montañas al norte hasta las playas más espectaculares bañadas por el Mediterráneo y el Tirreno. Este último mar es testigo de como la leyenda y la realidad han formado a Tropea, el borgo (pueblo) italiano más bonito.

Vista panorámica de una de las playas más populares de Tropea
Vista panorámica de una de las playas más populares de Tropea | PolonioVideo / ISTOCK

Y no lo decimos solo nosotros, sino que en 2021 se ganó el amor de todos los italianos durante el programa "Il borgo dei borghi". Un concurso que muestra la belleza, la historia, la cultura, la gastronomía... de 20 pueblos que compiten por convertirse en el nuevo borgo más bonito de Italia.

¿Por qué es el pueblo más bonito de Italia?

Tropea es considerada la perla de Calabria, región sureña que forma la punta de la bota, por su imponente belleza. Y no es para menos porque, según cuenta la leyenda, el héroe griego Hércules estableció aquí uno de sus puertos tras quedar impresionado por sus acantilados y el peñasco sobre el que hoy en día se alza el Santuario de Santa María dell'Isola.

Caminando por el casco antiguo e histórico de Tropea encontremos iglesias preciosas y antiguos palacios de nobles
Caminando por el casco antiguo e histórico de Tropea encontremos iglesias preciosas y antiguos palacios de nobles | bwzenith / ISTOCK

Aunque es la historia real la que ha convertido a Tropea en un enclave único. Todas las civilizaciones que han pasado por ella han dejado su pequeño granito, desde los griegos y romanos hasta la dominación aragonesa. Una perla resultado de milenios de historia que ofrece una amplia variedad cultural, gastronómica y paisajística con la que no aburrirse y disfrutar de la belleza más pura.

¿Qué ver?

El principal punto de interés es el impresionante santuario de Santa María dell'Isola que se alza en la zona más alta de Tropea, y que da la espalda a la inmensidad del mar Tirreno. La serpenteante subida puede echar para atrás a algunos, pero las vistas desde arriba merecen el esfuerzo. Un punto cargado de mucho misticismo, y es que bajo el santuario hay restos de antiguos templos.

El santuario de Santa Maria dell
El santuario de Santa Maria dell'isola sorprender a todos sus visitantes por la curiosa posición que ocupa en lo más alto del peñón | mediagfx / ISTOCK

Adentrándonos en la parte más antigua del pueblo podremos observar como el centro histórico se compone de estrechas callejuelas, preciosas plazas y algunas calles con unas vistas espectaculares de la playa. Una de aberturas hacia el mar es la "Porta Nuova", una salida de irresistible belleza de la plaza Galluppi. Otro de los puntos que no podemos perdernos es la Catedral de Tropea, famosa por las dos bombas inactivas que cayeron en la ciudad y nunca llegaron a explotar. 

Las cristalinas aguas de Tropea son perfectas para hacer submarinismo y esnórquel
Las cristalinas aguas de Tropea son perfectas para hacer submarinismo y esnórquel | graemenicholson / ISTOCK

No podemos irnos sin darnos un baño en las cristalinas aguas del Tirreno y disfrutar en la blanca arena de playas como la del Cannone o della Rotonda. Además, esta zona de la costa posee la Bandera Azul que muestra su compromiso por la sostenibilidad y el medio ambiente.

¿Qué comer?

Como buen pueblo italiano, Tropea posee una riquísima gastronomía y tradición vinícola. Recorremos los restaurantes y bodegas probando un exquisito aceite de oliva virgen extra, el famoso embutido picante conocido como 'Nduja' o las cebollas rojas y excelentes vinos.

En cualquier rincón del pueblo encontraremos puestos de pimientos y cebollas rojas
En cualquier rincón del pueblo encontraremos puestos de pimientos y cebollas rojas | maudanros / ISTOCK

Además de las "Delicias de mar", los platos de pescado estrella que triunfan todo el año, pero sobre todo durante la Fiesta del Pescado Azul y de la Cebolla Roja que se celebra en julio.

¿Cómo llegar?

Si viajamos en avión tenemos que aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Lamezia Terme, situado a unos 60km de Tropea. Desde aquí tenemos varias opciones, la más rápida es ir hasta la estación de trenes Lamezia Terme, en verano podremos viajar en un bus privado que nos llevará directamente hasta Tropea. Y la tercera opción es alquilar un coche y disfrutar de las campiñas italianas, parar donde queramos, conocer lo que nos llame la atención y finalmente llegar a nuestro destino.