Próximo destino: Flandes

La región belga de Flandes es uno de los destinos indispensables para este otoño gracias a su cultura, historia y gastronomía. Además, cuenta con vuelo directo desde Barcelona.

Si buscas una escapada cercana, que te sorprenda y donde puedas meterte de lleno en su cultura y en su vida diaria, estás buscando Flandes. La región belga está llena de pintorescos lugares de los que ya se quedaron prendados grandes maestros como Rubens y Van Dyck, además de contar con una historia y gastronomía únicas. Grandes de ejemplos de los que te contamos lo encontrarás en las ciudades de Brujas, Ostende y Gante, conectadas por tren entre sí y en vuelo directo desde Barcelona.

Gante, la joya de Flandes

Si por algo se caracteriza Gantees por su capacidad de dejar fascinado al visitante. Justo en el centro de Flandes, esta ciudad cuenta con un majestuoso conjunto arquitectónico histórico de imprescindible visita. Entre ellos se encuentra el Campanario Municipal, el castillo de los Condes de Flandes o el Graslei-Korenlei, el puerto medieval donde se pueden admirar varios edificios históricos que muestran el crecimiento de la ciudad desde entonces.

Pero Gante es más que su historia. En cualquier época del año la cultura bulle entre sus calles donde la música, el teatro, el cine y las artes plásticas son los grandes protagonistas.

Para moverse por la ciudad, lo mejor es adquirir la tarjeta CityCard Gent y utilizar en transporte público. Esta tarjeta es válida en el autobús o el tranvía, un día hop on/hop off boat (barco) y un día alquiler de bicicletas. Además, da acceso a todos los monumentos, museos y atracciones importantes de la ciudad, incluyendo también un paseo en barco.

Brujas romántica y medieval

Brujases un auténtico museo al aire libre de calles adoquinadas y arquitectura medieval. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, perderse en sus románticos canales repletos de cisnes es trasladarse en el tiempo hacia el pasado.

Nadie puede abandonar la ciudad sin pasear por el muelle del Rosario, el barrio de Begijnhof o meterse de lleno en el Groeningemuseum (Museo Groeninge) y las obras de arte de los llamados Primitivos Flamencos, entre los que se encuentran Jan van Eyck y Hans Memling.

La Brugge City Card ofrece descuentos en el transporte público, entrada gratis a museos y lugares de interés, paseos en barca y otros muchos beneficios y descuentos. Puede conseguirse por interneto en las oficinas de información de la ciudad a un precio de 46€ la de de 48 horas y de 49€ la de 72horas.

Ostende, al oeste de Flandes

Esta pequeña ciudad costera se encuentra a 30 km de Brujas y es conocida como "la reina de los balnearios". Y es que en el siglo XIX los reyes Leopoldo I y Leopoldo II decidieron convertir a Ostendeen ciudad balneario destinada al turismo de verano. Pero además de su legado real, nadie puede abandonar la ciudad sin fotografiarse frente a la Iglesia de San Pedro y San Pablo, la casa del pintor James Ensor, la casa Raversijde y el Mercator, un navío de tres mástiles que fue buque escuela y hoy es museo.

Para moverse por la ciudad lo mejor es adquirir la tarjeta CityPass de Ostende con importantes descuentos a los museos y atracciones de la ciudad (1 día, 12€; 2 días, 15€).

Para no perderse nada de todo esto Jetairfly ofrece vuelos directos desde Barcelona hasta el aeropuerto internacional de Brujas-Ostende. En pocos minutos, Ostende conecta a través del tren con las ciudades más importantes de la provincia de Flandes Occidental: Brujas (15 minutos) y Gante (35 minutos). También hay líneas de autobuses que permiten a los visitantes moverse entre estas 3 ciudades flamencas.