Primer fin de semana de primavera: 5 propuestas en la naturaleza más cercana

Bosques, lagos, praderas inmensas… Ya llega el buen tiempo y el aire puro

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: beavera / ISTOCK

Ya está aquí la estación más deseada del año, aquella en la que los días se alargan, las temperaturas se suavizan, el sol comienza a calentar y todo alrededor luce floreado, alegre y colorido.

Te proponemos unos cuantos planes para disfrutar a cielo abierto y con el aire más puro. Porque a la naturaleza la primavera le sienta especialmente bien:

Navegar en un barco solar

Y conocer al quebrantahuesos en Cazorla

Se inauguró hace apenas unos años en el pantano del Tranco, en plena Sierra de Cazorla. Se trata de un barco solar que, por vez primera, convierte en navegable esta suerte de mar interior de Jaén, con dos rutas (hacia el norte y el sur) y capacidad para 60 personas. Un apacible travesía por un escenario maravilloso para descubrir la belleza de este parque natural donde la mayor sorpresa la puede dar el quebrantahuesos, que, como todo el mundo sabe, es el indiscutible rey de las aves ibéricas.

m-martinez / ISTOCK

En busca del oso en Somiedo

Con un paseo entre brañas y vaqueiros

Es lo que brinda este parque natural asturiano en el corazón de la Cordillera Cantábrica. Una encrucijada de valles donde los hombres mantienen una milenaria cultura pastoril, ajenos a la presencia del oso pardo que merodea por las montañas. No es fácil dar con él, aunque existen ciertos miradores para detectarlos con prismáticos. Y si no, siempre quedará una bonita caminata entre picos majestuosos, lagos glaciares y pintorescas cabañas de teito.

Jose Ramiro Laguna / ISTOCK

Senderismo por los bosques de Irati

Con la ascensión al Abodi

Vale que son los colores otoñales los que llaman la atención de este impresionante hayedo de Navarra, el más extenso de Europa tras la Selva Negra. Pero también la primavera resulta espectacular en estos parajes, donde se puede disfrutar de rutas sencillas con las que descubrir otra gama cromática. Los más intrépidos, además, pueden completar la excursión con la subida al pico Abodi, de 1.532 metros. Las vistas desde su cumbre cortan la respiración.

Esti Guinea / ISTOCK

Ascender a la Laguna Negra

Y hacer una caminata

Siempre es un plan estupendo (sin necesidad de estar muy en forma) el senderismo por este paraje del norte de la provincia de Soria, encajado a casi 2.000 metros de altura en plena sierra de los Picos de Urbión. Este escenario es, para muchos, uno de los rincones más sobrecogedores de la geografía española. En primavera, ya sin el manto de nieve, hielos y carámbanos, su ascenso resulta aún más sencillo: apenas dos kilómetros entre bosques de hayas, álamos y chopos. Una vez arriba, el entorno ofrece maravillosas opciones para los amantes de las caminatas.

jalvarezg / ISTOCK

Recorrer el Caminito del Rey

Y relajarse en las playas de Málaga

El que fuera considerado, en su día, el sendero más peligroso del mundo ofrece hoy un impresionante paseo por desfiladeros de 700 metros de altura, con paredes verticales en las que sobrevuelan rapaces. Lo encontramos en Málaga, entre las comarcas de Guadalteba y Antequera, con sus 7,7 km de vértigo atemorizante. Un sufrimiento que puede compensarse con el descanso en las playas de la provincia, agraciadas en esta época con temperaturas suaves.

tania_wild / ISTOCK