Potosí, la ciudad de la plata

Potosí es una de las ciudades más antiguas, famosas y de más historia de América y llegó a ser el mayor centro de producción de plata del continente.

Foto: Jane Sweeney/Robert Harding World Imagery/Corbis

Potosí, ubicada en el sudoeste de Bolivia, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. La antigua Villa Imperial se encuentra a las faldas del Cerro Rico, una montaña que albergaba la mina de plata más grande del mundo. En esta zona proliferan géiseres y zonas volcánicas.

En 1545 el indio Diego Huallpa, que trabajaba al servicio de Juan de Villarroel, decidió acampar en el Cerro Rico con sus llamas que al pastar dejaron al descubierto la plata. El 1 de abril del mismo año, Villarroel, junto con un grupo de españoles establecieron el poblado que más tarde se convertiría en esta ciudad peruana y que perteneció al Virreinato del Perú hasta 1776.

En esta ciudad donde todavía prevalece el idioma quechua es muy común ver a los oriundos vestidos con indumentarias de lana típicas precolombinas paseando por las calles y por su gran patrimonio arquitectónico, de imprescindible visita para todos aquellos que vamos a visitarla.

Convento de San Francisco
El oficialmente llamado Templo de San Antonio de Padua es conocido comúnmente como Iglesia de San Francisco. Éste es el primer templo que se edificó en Potosí y se hizo por orden del general Pedro de Hinojosa. En su interior se encuentra el museo Diocesano que posee obras del pintor Melchor Pérez de Holguín, además de una exposición de deidades indígenas mezclados con símbolos del Cristianismo. Pero sin duda, su obra más importante es la talla de madera del "Señor de la Vera Cruz".

Plaza 10 de Noviembre
Construida en 1572 por orden del Virrey Francisco de Toledo, también conocida como laPlazadel Regocijo desde 1890 cuando convirtió en el lugar de celebración de todo tipo de fiestas. Ésta plaza es el punto neurálgico de la ciudad por lo que está rodeada de los edificios más importantes de la ciudad: al sur las Cajas Reales (hoy Gobierno Municipal), y la primera Casa de Moneda (hoy Corte superior de Justicia); la Iglesia Mayor (en su lugar hoy construida la Catedral) al lado norte; el Cabildo hasta 1850 (hoy Prefectura del departamento) al oeste y el Empedradillo al este.

La Casade la Moneda
Por la abundancia de la plata en las minas próximas a la ciudad, en 1572 el arquitecto Jerónimo Leto comenzó la construcción de la Casa de la Moneda por orden del Virrey Francisco de Toledo. El edificio, ubicado en la Plaza 10 de Noviembre cumplió la función de acuñamiento de moneda durante más de dos siglos, hasta que se acabaron las reservas de plata del Cerro Rico. Las monedas eran fabricadas a martillo, razón por la cual se denominaban macuquinas que significa hechas a golpe. Actualmente este edificio es un museo en el que se puede ver un amplio recorrido a través de la historia de la moneda peruana a través demaquetas, monedas y diversos artefactos que eran usados para su acuñamiento.

La Basílica Catedral
El arquitecto Fray Franciscano Manuel Sanahuya impulsó su construcción en 1809 en el sitio de una antigua iglesia cuya nave de crucero se derrumbó dos años antes. Aunque con influencia neoclásica su estilo es barroco virreinal. Fue inaugurada en 1836 y en su interior destacan los policromos sobre molduras de oro, los cuadros procedentes de iglesias jesuitas y algunas piezas de arte colonial de la primera iglesia entre las que destacan los cuatro medallones de madera de alto relieve colocados sobre las puertas interiores.