Playas para tus vacaciones en el Mediterráneo

La provincia de Castellón cuenta con un litoral mediterráneo que nos regala 120 kilómetros de playas. Son playas seguras, cuidadas y mimadas por los municipios que hacen lo necesario para que el turista se sienta tranquilo y acogido.

VIAJAR
 | 
Foto: VIAJAR

¿Lo mejor de las playas de Castellón? Su diversidad. En la provincia de Castellón puede encontrar playas extensas como las de Benicarló y Peñíscola o calas recónditas como en Vinaròs y Oropesa del Mar. O podrá elegir playas en el corazón de un parque natural como las que se encuentran en Irta, en el Prat de Cabanes-Torreblanca o en Almenara y si le resulta más cómodo, playas muy cerca de la ciudad o de los paseos marítimos como las de Castelló de la Plana o Benicàssim. Más de 80 playas que tanto si viajamos en familia o con amigos, van a ofrecernos un clima excelente, unas condiciones medioambientales controladas y los servicios necesarios para una gran estancia. 31 Banderas Azules avalan la calidad de aguas y la seguridad y los servicios.

Panorámica de Peñiscola

¿Necesita más actividad que tomar el sol? Ningún problema. En los puertos deportivos de Vinaròs, Benicarló, Alcossebre, Oropesa del Mar, Castelló de la Plana y Borriana, tiene empresas que proponen charters náuticos, kayak, surf, vela o submarinismo, para disfrutar del Mediterráneo. Cabe destacar la belleza salvaje de las Islas Columbretes, un archipiélago volcánico situado a una hora de navegación desde los puertos de Castelló de la Plana, Oropesa del Mar o Alcossebre y cuyos fondos son uno de los lugares que todo buen buceador desea explorar.

Una excursión para no perderse

Cerca de las playas siempre encontraremos un restaurante certificado con la marca de calidad “Castelló Ruta de Sabor” que nos sirve lo mejor de la gastronomía mediterránea de Castellón. Los restauradores más comprometidos con el territorio, los más innovadores junto con los establecimientos de mayor tradición de la provincia se suman a la apuesta por la utilización de productos de proximidad certificados en sus elaboraciones.

Y si le queda tiempo, no deje de recorrer los monumentos de la milenaria historia de las tierras de Castellón como el Castillo del Papa Luna en Peñíscola.