Pirineos en familia

Hacerles sentir partícipes de una gran aventura. Ese es el reto para quienes deciden emprender un viaje con los más pequeños de la casa rumbo a las montañas nevadas. Para disfrutar de sus primeros pasos con el esquí y otros deportes de invierno hay que saber elegir el mejor centro de operaciones. Muchas casas rurales y hoteles ya apuestan por los mini huéspedes. No solo son exigentes, también son el futuro.

Silvia Roba
 | 
Foto: Hotel Selba d'Ansils

Hotel Val De Neu - Baqueira (Lleida)

Raul Palma

 

El invierno llega para quedarse y muchos son los planes que se pueden hacer con los más pequeños en plena Naturaleza. Aprender a esquiar es uno de ellos. Por eso la mayor parte de los hoteles que abren sus puertas junto a las estaciones preferidas por el gran público tienen en cuenta a todos aquellos que viajan en familia. Así ocurre en el Hotel Val de Neu, un cinco estrellas Gran Lujo situado en la cota 1.500, a solo 50 metros del telecabina de Baqueira Beret, en el Valle de Arán (Lleida), en el Pirineo catalán.

Raul Palma

Tiene Spa, guardaesquís, chimenea chill-out... y un club donde los padres pueden dejar a sus hijos en buenas manos. Aquí juegan, aprenden y se divierten con las actividades que prepara el equipo de animación. Completan la oferta una piscina infantil y un restaurante muy colorido especial para peques. Para alojarse con ellos la mejor opción es la habitación Neu Familiar, decorada en madera, que incluye como detalle de bienvenida una merienda de lo más tentadora: ¡chocolate con churros!

Rafael Hoteles by La Pleta - Baqueira (Lérida)

Rafael Hoteles by La Pleta

A pie de pista, también en Baqueira, el Rafael Hoteles by La Pleta es otra magnífica opción. Cuenta con un Club Infantil con monitores encargados de que no cunda el aburrimiento. Aprender a hacer pizzas o apuntarse a un taller de quesos son dos de las propuestas para sus mini huéspedes, que pueden desde construir un iglú hasta pasear en trineo o participar en una batalla de bolas de nieve.

L’Hotelet del Bac - Camprodón (Girona)

L’Hotelet del Bac

Ubicado en la confluencia de los ríos Ter y Ritort, en la comarca del Ripollès (Girona), Camprodon es uno de los pueblos favoritos del Pirineo catalán para quienes se acercan a esquiar a la estación de Vallter 2000. L’Hotelet del Bac ofrece descuentos en los forfaits para quienes se alojen en él. Esta casa de montaña es un remanso de paz, con solo siete habitaciones con vistas al bosque. Dos están conectadas, lo que hace que sean perfectas para familias, que pueden beneficiarse de tarifas especiales si viajan con uno o dos niños. Para ellos hay disponible un menú infantil en su restaurante, de cocina casera elaborada con productos del entorno.

Xalet Refugi Pere Carné - La Molina-Alp (Girona)

Xalet Refugi Pere Carné

Esa misma filosofía gastronómica está presente en el Xalet Refugi Pere Carné, junto a la carretera de acceso a las estaciones de La Molina y Masella, en la Baixa Cerdanya, también en Girona. El trato familiar y cercano es marca de la casa, cuyos propietarios, Tita y Manel, ejercen de anfitriones. El hotel cuenta con habitaciones equipadas con literas, con vistas al valle del Salteguet y a las pistas de esquí. Si la familia es numerosa aún hay otra posibilidad de alojamiento: una habitación de ocho plazas inspirada en los refugios de alta montaña.

Hotel Selba D’Ansils - Benasque (Huesca)

Hotel Selba d'Ansils

Nos trasladamos ahora a tierras aragonesas. El valle de Benasque (Huesca) alberga el mayor número de tresmiles de los Pirineos. Es el destino perfecto para disfrutar de la Naturaleza. Eso lo tienen claro los huéspedes del Hotel Selba D’Ansils, una casa construida en piedra, madera y pizarra en medio de un prado. Algunas de sus habitaciones se distribuyen en dos alturas y son ideales para familias. Para quienes se alojan con niños existen paquetes multiaventura, de cinco o siete días, con rutas senderistas, escalada, visitas a Aínsa y al Museo de Juegos Tradicionales de Campo, picnics... ¡Toda una experiencia!

Sommos Hotel Aneto - Benasque (Huesca)

Sommos Hotel Aneto

En Benasque también presta mucha atención a los menores el Sommos Hotel Aneto, con una ludoteca y un espacio, el Salón de Piedras, con juegos de mesa. Dispone de habitaciones familiares cuyos inquilinos acceden gratis a la piscina cubierta con chorros relajantes del hotel.

O Chardinet d’a Formiga - Charo (Huesca)

O Chardinet d’a Formiga

Relax es lo que encontrarán quienes, sin salir de Huesca, elijan O Chardinet d’a Formiga para pasar unos días de vacaciones. Es una casa rural ecológica de un pequeño pueblo llamado Charo, en la comarca de Sobrarbe, con tan solo cinco habitaciones. Una de ellas, A Birabola (La Mariposa), es para familias. Situada en la planta baja, cerca de la sala de juegos, está separada del resto de estancias para que los niños disfruten a sus anchas. Atención a los desayunos. Sobre la mesa, embutidos, pan al horno de leña, mermeladas caseras...

Hotel Sabocos - Panticosa (Huesca)

Hotel Sabocos

El Parque Nacional de Ordesa es hogar del quebrantahuesos. Seguir su pista es una de las actividades que se pueden organizar desde aquí, además de paseos en raquetas de nieve o birdwatching. Para quienes se decanten por las pistas de esquí de Panticosa y Formigal, el Hotel Sabocos, cien por cien bikefriendly, dispone de habitaciones triples.

Santa Cristina Hotel & Petit Spa - Canfranc

Santa Cristina Hotel & Petit Spa

Aquellos que prefieran Astún y Candanchú, el Santa Cristina Hotel & Petit Spa, en un edificio del siglo XIX utilizado en sus tiempos como aduana con Francia, tiene de todo para una estancia inolvidable. A los más pequeños les encantará visitar El Juncaral, el parque de ocio en la Naturaleza más completo del Pirineo.

La Fonda de la Estación - La Puebla de Valverde (Teruel)

La Fonda de la Estación

Otro parque temático, Dinópolis, dedicado a los dinosaurios, no queda lejos de La Fonda de la Estación, en Teruel. Todo un aliciente para que viajen hasta aquí padres e hijos, que encontrarán precios especiales (viernes y sábados, en media pensión) y descuentos en el alquiler de material para deslizarse por las pistas de Javalambre. Sus habitaciones cuádruples, en dos alturas, invitan al posterior descanso.