Coge aire: una ruta por los lugares más impresionantes de Picos de Europa

Un paraje que esconde las cumbres más altas de la cordillera cantábrica

Redacción Viajar
 | 
Foto: MarquesPhotography / ISTOCK

El naranjo más bello del mundo, nI da naranjas, ni es un árbol. Es una majestuosa formación de roca maciza que se eleva sobre el paisaje y, cuando el sol se proyecta en su piedra, la tiñe de un tono anaranjado. De ahí que se le llame el Naranjo de Bulnes a este icono inapelable de Picos de Europa. El primer Parque Nacional de España cumplió hace poco 100 años con esta denominación.

IRMA Sanchez / ISTOCK

Cuando uno se va acercando por la carretera ala majestuosa cordillera de cumbres que llegan a los 3.000 metros de altura, es fácil sentirse como el personaje de una de las novelas de J.R.R. Tolkien: uno sigue el meandro tortuoso del río Cares mientras los retales de nubes acarician la falda de las montañas. Tengo la sensación de que, en cualquier momento, va a saltar un trasgo de la vegetación que rodea la carretera, para entrar por la ventanilla del coche a contarme leyendas ancestrales. 

Picos de Europa es uno de los espacios naturales protegidos más visitados de nuestro continente. Este conjunto de montañas se formó hace 65 millones de años casi a orillas del Cantábrico, por el choque de las placas tectónicas y la acción de los glaciares, que esculpieron las formas únicas de sus cumbres, sus valles y sus vaguadas. Abarca casi 70.000 hectáreas hasta las lindes de tres comunidades autónomas: Principado de Asturias, Cantabria y Castilla y León. 

Nosotros te llevamos, fotográficamente, a algunos de sus lugares más bellos y emblemáticos. ¿Te vienes?